jueves, 1 de julio de 2010

DIOS AMA A LOS POBRES


Dios ama a los pobres, por eso creo tantos…
Esta es una de las frases de Karlitos Marx que más denotan la profunda ironia de que hacia gala. Y hablando de Karlitos, no se tiene que estar comiendo los higadillos ni nada desde el cielo de los marxistas a la vista de cómo han ido las cosas. Sin ir más lejos el Manifiesto, más bien parece el programa electoral del PP para las próximas elecciones. Después de tantas vigilias nocturnas y tanta bronca con el bueno de Engels. Al menos le queda el consuelo de que Vladimir lo tiene más crudo en el purgatorio de los comunistas, pelin más cutre.
Todo esto viene a cuento de mi recuerdo pesaroso hacia Karlitos ayer noche después de tragarme in rectore y al completo los discursos de los líderes sindicales ayer en Madrid. ¡Qué pena!
Tengo que confesar que nunca he sido muy amigo ni de Patronales, ni de Sindicatos, a lo más, he llegado a pertenecer al MLEJ (Movimiento de Liberación de Enanitos de Jardín). Pero, pese a todo, intentando ser objetivo, ¡qué pena! Ayer, escuchando a los “lideres” sindicales, me sentía como en la homilía de la misa de los domingos aunque con cierto aire baptista ante la reverberación aprobatoria de los fieles allí reunidos. Esta gente se ha quedado atrás, muy, pero que muy atrás. Y lo ha hecho en detrimento de aquello que supuestamente defiende, es decir a los trabajadores y trabajadoras, compañeros y compañeras, luchadores y luchadoras porque esta igualdad léxica parece ser la única innovación introducida en su discurso y en su praxis en los últimos cuarenta años. Karlitos desespera y Vladimir intenta buscar un enchufe para inmigrar al infierno de los anarquistas, donde, al menos, se está calentito y montan buenas juergas libertarias. Y es que, el tono, el fondo, la forma y la imagen es sencillamente deplorable. Lo único en lo que se diferenciaba de aquella ocasión en los ochenta que les puede ver por vez primera, es la calidad de la imagen y debe ser por la pantalla que me gasto, una pasta por cierto.
¡Men! Esta gente se ha oficializado hasta limites insospechables. Funcionarios de cuello blando que sólo parecen revivir cuando los convenios o el regimen de la Seguridad Social se ve alterado. Y es que lo suyo es la seguridad y la estabilidad, lo demás,¡un carajo pana! Pero, ¿qué ocurre entre agitación y agitación? ¿Dónde están estos arzobispos del laboreo? Recuerdo a los Iglesias y Camachos con respeto, pero, ¡qué pena! Karlitos se niega a ejercer de divinidad paleolítica de la fertilidad, antes emigra al limbo de los cristianos.
Emprendimiento, conocimiento, comunidad en red, talento, son algunas de las cosas que pueden y deben conceder más protagonismo a los trabajadores y trabajadoras, compañeros y compañeras. Cosas estas que pueden mejorar su vida porque nadie trabaja por nada, pero no necesariamente de forma exclusiva por dinero. Salarios y pensiones, seguridad laboral y prestaciones de desempleo. Si estas son todas las reclamaciones de las Iglesias Sindicales, apaga y tira para allá. Conciben a los trabajadores y trabajadoras como lumpen proletariado. Ciertamente, no hemos avanzado nada y, mucho me temo, que ojala no haya espacio para ellos en la nueva sociedad que se perfila. Karlitos ha convocado junta de gobierno en el cielo de los marxistas, la situación es dramática y ni los callos con garbanzos son lo que eran. Hasta en el cielo de los ludítas se come mejor.
Me encontraba yo en una sucursal bancaria el pasado día 29, huelga general en el País Vasco – Euskadi – Euskal Herria, cuando una panda de individuos e individuas irrumpió en el lugar destrozándolo casi todo. Lo mejor del caso es que ni uno sólo de ellos tenía pinta de haber trabajado en su vida, chavales que decimos aquí aunque su “uniforme”, gris y deplorable, delataba su pertenencia a las tribus abertzale. La pregunta es: ¿existe el derecho a la huelga? La respuesta es sí. La pregunta es: ¿existe el derecho al trabajo? La respuesta es sí. Entonces, ¿qué coño hacía esta colla aparte de seguir sin pegar ni golpe?
¡Lideres proletarios del mundo! ¡Dejar de tocar las narices y poneros al día! Este es el comunicado final de la junta de gobierno, presidida por Karlitos, desde el cielo marxista.

15 comentarios:

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Jose Luis:
Yo también hice el sacrificio de escuchar las arengas sindicales.
Todavía me zumban los oidos.
Y esperate, ya verás que risas hacemos el 29 de septiembre... si es que no se desconvoca.
Un abrazo.

Josep Julián dijo...

Hola JLMON:
Así, hablando en clave, comentar que Karlitos Marx confiaba en el proletariado pero no en los sindicatos, sino en lugar de inventar el marxismo hubiera parido el sindicalismo que no, no es lo que era. Ay, qué tiempos aquellos en los que los estudiantes se unían en huelga con los trabajadores y se marcaban una de tirachinas con roscas del 14 para luego ir a jugar el "tercer tiempo" al bar de los chiquiteros.
Ahora, cada vez que les veo sentados en la Moncloa junto a ZP y los de la CEOE siempre tengo la sensación de que Corbacho es más sindicalista que ellos. Y claro, me dan unos sofocos que pa qué.
Abrazos.

Fernando López Fernández dijo...

Hola José Luis:

Con sindicatos mediocres, resultados mediocres. De innovación rien de rien, de solidaridad "real" menos que 0 y de soluciones o alternativas posibles mejor no hablar...Lo malo es que esas arengas aún se las cree mucha gente y así nos va...

En fin, que yo no lo veo claro.
Un abrazo

Katy dijo...

Yo de esto no entiendo ni papa, pero si creo intuir que todo está como patas arriba. El mundo alrevés.
Aqui no hay quien se aclare y nadie parece lo que es. Y yo no se muy bien para que sirven los sindicatos, si los pocos trabajadores que curran se les hace la vida imposible, llegan tarde y les descuentan el sueldo.
No tengo talante debe ser.

Katy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MaS dijo...

beee, decían todos...debimos estar en la misma sucursal...¡¡terrible, ciertamente!!!, es lo que tiene vivir en el siglo XIX...
Saludos,
M:

JLMON dijo...

Josep
Ah! Ya veo que te dabas paseitos por el puente de DEusto, eh? Menuda guerra!

JLMON dijo...

Hola Fernando
Pues sí, todavía son muchos y lo malo es que cuando les hablas de la otras cosas....
Cuidate

JLMON dijo...

Katy
Te envidio esa ignorancia como tú dices....no te pierdes nada
Cuidate

JLMON dijo...

MaS
Pues igual estabamos en la misma sucursal, esto del azar y la necesidad, ja-ja...muy bueno lo del XIX
Cuidate

Astrid dijo...

Tienes toda la razón, José Luis. Es una pena que nuestros sindicatos no hayan sabido estar a la altura de la dificultad de la situación actual. Su discurso e ideas no va más allá de saber convocar una huelga que solo servirá para acabar de machacar nuestra ya maltrecha imagen exterior y sumir al país en el caos absoluto durante 24 horas. Y todo eso desde unas instituciones que se financian, básicamente, con dinero público. Para echarse a llorar...

Abrazos,

JMPazos dijo...

Maravilloso relato. ¿Puedes creer que ayer mismo, sin haber tomado copas, alguien del 77, es decir 33 años, me decia que no dos dias, DOS SEMANAS de huelga salvaje. Y la conversación empezó por los banqueros. ¿Crees que me caí en el infierno de los libertarios, o era el cielo de los Toxos and company?
Un abrazo
JMPazos

Katy dijo...

Hola José Luis paso a desearte un feliz verano porque Ciudadna se va a descansar y a poner las neuronas a sol.
Vendre a verte si sigues aquí a darte envidia:)
Un abrazo

JLMON dijo...

Jose Manuel
Yo creo que caiste en el Limbo de los Toxos, lo suyo no llega ni a cielo...
Cuidate

JLMON dijo...

Katy
Feliz Verano!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...