martes, 30 de diciembre de 2008

2009 un año sin futuro


En estos últimos días del año es habitual realizar una síntesis de lo mejor y, en ocasiones, lo peor del mismo. También abundan las predicciones de cara al nuevo año que llega. No es mi caso.
Todo aquello que se basa en una predicción está sujeto al azar en su cumplimiento. Y en lo que se refiere a la Economía esta afirmación está más que comprobada por mucho que se empeñen los gurús de la bola en lo contrario.
En varias ocasiones he afirmado que la única forma de entender y articular el presente es a partir del futuro. Esto no es predicción, es estrategia. Es decir, descubrir qué hacer cuando no se sabe lo que puede ser o se debe hacer. Este descubrimiento en términos de futuro posible y deseable es el que marca nuestras acciones de presente.
Augurar si la crisis económica amainará o se agravará es un ejercicio inútil. Las cosas podrán ser bastante mejores de lo que se pensaba o rematadamente peores. Todo depende. Pero, ¿de qué depende? De la fortuna, la suerte, el azar o la casualidad me temo que no. Más bien dependerá de la cualidad y cantidad de nuestros actos improvisados.
Desgraciadamente, a esto es a lo que nos enfrentamos en el inminente 2009. Sin futuro escenificado es difícil articular el presente que nos aguarda. Hemos concentrado nuestras fuerzas y recursos en frenar la marea, taponar las vías de agua, preguntarnos qué ha podido pasar y poco más. Sí, sí, poco más es la expresión adecuada. Las autoridades políticas y monetarias han actuado con pánico y descontrol. Sí, sí, no lo duden. Han corrido a izar los botes salvavidas sin estudiar su latitud y longitud, la tierra más próxima o proveer de agua y alimentos a los que pretenden sobrevivir.
En definitiva, han centrado su mirada en el pasado inmediato, pero han olvidado desear y construir un nuevo y posible futuro.
Pese a todo, gracias por compartir mis ideas durante este año y mis mejores deseos para el que llega.
El Viajero Accidental

lunes, 29 de diciembre de 2008

SERENDIPITY


Hay palabras que atraen por su sonoridad, sus ecos o los arcanos que remueven en nuestra memoria. Serendipity es una de ellas aunque cuando se castellaniza pierde todo su encanto y parece acogerse a las páginas de un interminable manual de psicología: serendipia.
El término anglosajón fue acuñado en 1754 por el arquitecto y escritor Walpole que la extrajo de un antiguo cuento persa, Los tres príncipes de Serendip, que narraba como estos tres gobernantes de la isla Serendip solucionaban todos sus problemas a partir de grandes casualidades.
En la actualidad serendipity es un término que define a todo descubrimiento científico que se lleve a cabo de forma casual. Y ejemplos no faltan desde Arquímedes y su principio hasta la actualidad pasando por Fleming.
La serendipia es algo consustancial a la creatividad y la innovación, pero no por ello hay que suponer que todo es cuestión de azar o casualidad en la gestión del cambio. La actitud de avanzar superando los modelos estables desfasados ya supone un voluntarismo activo en busca de lo desconocido, pero que se tiene la certeza de que existe.
¿Existe la suerte?
Algunos dirían que más bien existe la probabilidad. En cualquier caso, yo prefiero continuar manteniendo un halo romántico y hablar de suerte. Pero la suerte, al igual que la vida, hay que construirla o buscarla, como se prefiera. Jenner no hubiera descubierto su vacuna de la viruela si no hubiera mostrado interés por una frase que escucho en sus años de estudio en Soadbury.
Mal que nos pese, la innovación tiene un componente esencial de azar y necesidad.

domingo, 28 de diciembre de 2008

ISRAEL O COMO SER UN DISCIPULO AVENTAJADO DE HEINRICH


Si Heinrich Himmler, su delfín Reinhard Tristan Eugen Heydrich y el chupatintas Eichmann se levantaran de sus tumbas, con toda seguridad volverían a ellas inmediatamente al verse sin trabajo. Y es que el alumno aventajado acaba sucediendo al maestro y en esto los judíos no tienen rival.
Su última hazaña supone una escalada cuantitativa en su particular interpretación del denominado eufemísticamente problema palestino. De momento las cifras se elevan a los ochenta muertos y doscientos heridos, todos terroristas, por supuesto. Y si cabe alguna duda o remordimiento, siempre se puede recurrir a la cuenta de la abuela Heyne: nos quedan de margen unos cuantos millones hasta alcanzar la justicia divina expresada en el Éxodo veterotestamentario: ojo por ojo y diente por diente.
En primera instancia, siempre se puede recurrir a la cómoda figura de Hamas y su extraña costumbre de lanzar cohetes al jardín trasero de Israel desde la franja de Gaza como si hubieran adelantado la Noche Vieja. Esto es lo que parece entender Ehud Barak, titular de Defensa israelí: Hay un tiempo para la calma y un tiempo para el combate y ahora ha llegado el momento del combate.
En última instancia, siempre se puede recurrir al recuerdo y a la deuda histórica contraída por el mundo con el pueblo judío, es decir el Holocausto.
No, no me tomen por alguien frívolo, menos aun neonazi y, por supuesto no se rasguen las vestiduras porque no están los tiempos para estos dispendios. No, no tengo simpatías fundamentalistas ni un primo llamado Ahmed en Guantánamo. Eso sí, uno de mis apellidos deriva con toda seguridad de wadi, es decir río en árabe, pero eso en España es el pan nuestro de cada día. Simplemente soy alguien escandalizado por la manipulación ética y el chantaje emocional continuo a que se nos somete por parte de los sucesivos gobiernos israelíes.
Si alguien peca de falta de memoria histórica son ustedes caballeros de la Knéset, Kadima, Likud y Kadima. Aplican principios, métodos, tácticas, herramientas y procesos que fueron sobradamente experimentados hace setenta años en la Europa Central. Sólo les quedaría grabar a fuego en la entrada de sus fronteras aquello de Meine Ehre heißt Treue – Mi honor es la lealtad.
Todo pueblo tiene derecho a sobrevivir como tal, hasta ustedes cuando algunos alemanes consideraron que la única forma de supervivencia era acabar con el judío. Pero ustedes llevan setenta años aplicando la misma filosofía barata derivada de una curiosa interpretación del desafortunado darwinismo social.
El nacional socialismo alemán creó el Plugot Májatz, la Haganá, el Tzahal y finalmente el Herut como ustedes han creado Al – Fatah, la OLP, Hezbolá y Hamas.
Y es que no hay nada peor que un discípulo aventajado.

sábado, 27 de diciembre de 2008

MULTI DEPORTE




Ingenioso artefacto, ligero, transportable y con múltiples usos para hacer algo de ejercicio que permita bajar el pavo.
Leer más en Yanko Design

viernes, 26 de diciembre de 2008

EL FIN DE LOS DÍAS


Para muchos, casi todos, esta crisis ha supuesto el Fin de los Días aunque, como en todo, hay grados y variedad de percepciones.
Para unos ha resultado ser el fin de los días en los que todo era licito, hasta sus chanchullos y quehaceres fraudulentos que parecían tener visos de legalidad en una economía global auto gestionada.
Para otros ha resultado el fin de los días de esperanza en tierras lejanas, indiferentes a sus vidas, pero que permitían olvidar en la distancia tanta miseria y humillación.
Hay quienes se niegan a admitir la llegada del fin de los días en que se sintieron parte de una minoría afortunada, desenfadada y elegante a su manera, histriónica y desparramada en sus exhibiciones de riqueza.
Los hay y muchos que el fin de los días han supuesto drama personal y familiar, días de miedo al día siguiente. Gentes cuyo único pecado ha sido ser normales en un mundo de prodigios y milagros.
Y los hay que quedarán marcados de por vida por el fin de los días porque con ellos acaban unos años de despreocupación y desprecio al status quo de sus progenitores. Gentes de joven edad que trabajaban para vivir la vida, pura vida que dirían los ticos. Ausentes de responsabilidad, excesivos en sus formas y maneras, encumbrados al protagonismo de lo cutre. Ellos son quienes, de la noche a la mañana, se ven realojados en una nueva realidad, más cruda y cierta que los reality shows que resultaban ser sus espejos de cenicienta analfabeta.
Es el Fin de los Días

martes, 23 de diciembre de 2008

EL PRIVILEGIO DE ZAPATERO


En un tiempo de cambio dominado por la incertidumbre y la desesperanza provocada por el caos financiero el concepto de gobernanza cobra especial importancia. Tratar de frenar la progresión del Ciclo Infernal que caracteriza a situaciones críticas como la actual es una prioridad de todo gobierno. Pero, por encima de esta urgencia, el Estado debe velar por la salud emocional de sus ciudadanos si quiere que sus actuaciones sean acordes a lo que denominamos buenas prácticas de gobierno relacional.
A día de hoy, el gobierno de este país suspende por activa y pasiva en este cometido. Tratar de paliar la situación con medidas de urgencia es una reacción impulsiva natural y comprensible. Pero, a estas alturas, el gobierno debiera haber comenzado a trabajar en términos de Futuro. Y todo ello por una serie de razones urgentes y evidentes:
1. Nuestra situación particular dentro del conjunto de la crisis generalizada a nivel mundial presenta una casuística muy específica. Llegamos de un ciclo de crecimiento generalizado pero que en nuestro caso ha estado fundamentado en un sector sensible a las variaciones de los indicadores macroeconómicos. En otras palabras, nuestro problema añadido es de carácter estructural y no coyuntural. No podemos contentarnos con intentar aguantar el temporal hasta que el nuevo ciclo de crecimiento nos alcance. Cuando nuestro parque inmobiliario se estabilice en relación a la demanda real, nos encontraremos con más de un millón y medio de ciudadanos que ya no tienen cabida en este sector que difícilmente volverá a ser tractor de crecimiento a corto plazo.
2. El Estado Español es la expresión articulada de una pretensión histórica que pasa por integrar en el mismo a un conjunto de poblaciones no diferenciadas desde un punto de vista étnico o religioso, pero sí diferentes desde un punto de vista emocional y, en algunos casos, lingüístico. Sin entrar en mayores consideraciones a este respecto, sí es una cuestión de supervivencia encontrar motores no centrífugos que eviten volver aviejas tendencias históricas que han costado muchos años superar. En este sentido, el Futuro debe unir en lugar de provocar incertidumbre y finalmente pánico.
3. La mejor estrategia para articular el Presente es hacerlo a partir del Futuro. Dicho de otro modo, el Futuro no se construye desde el Presente sino a la inversa. El Futuro pertenece a todos los ciudadanos, pero es deber y responsabilidad de un gobierno iniciar la senda constructivista. En circunstancias como las que nos han tocado vivir, sólo la construcción de un horizonte y su visualización constante puede ayudarnos a comportarnos como una sociedad humana en el pleno sentido de la palabra.
Guiar las acciones de gobierno por un criterio utilitarista basado en la permanencia y perpetuación puede resultar una reacción muy humana y natural, pero es la esencia de la anti gobernanza, es decir el mal gobierno. No estamos a la espera de un nuevo ciclo de crecimiento, sino aguardando que quienes deben iniciarlo comiencen a proponer Futuro. Esta es la esencia del liderazgo trascendental señor Zapatero. Muy pocos gobernantes tienen la oportunidad de vivir tiempos de liderazgo. Usted goza de ese privilegio. No desaproveche la oportunidad.

domingo, 21 de diciembre de 2008

LA TERRAZA MARTINI Y LA SARDANA REVESSA


Un contrastado informe del BBVA afirma que el precio de los inmuebles caerá un 25% hasta 2010. No es una noticia explosiva teniendo en cuenta la naturaleza inmobiliaria de nuestra crisis particular. Pero, como bien dice nuestro querido Paco el economista camuflado, el que tiene dinero está feliz en este outlet generalizado. A no se ser claro que haya sucumbido a la tentación de los hedge funds. En otras palabras, el pollo baja, pero los diamantes continúan siendo exclusivos. Una prueba de ello es la venta que ha cerrado Restaura con una conocida familia catalana por el ático del número 16 de Paseo de Grácia: 10´58 millones de euros.
Quizás alguien se sienta escandalizado. Pero quien conoce bien Barcelona, sabe que estamos hablando de una de las joyas de la corona. Situado en el corazón del Paseo de Grácia, esquina Gran Vía, el edificio desentona ciertamente con la famosa manzana de la discordia, pero su ático con 806 metros, cuadrados claro, de superficie y 185 de esplendida terraza domina el corazón de BCN y, aunque no he tenido oportunidad de disfrutarlo, las puestas de sol tienen que resultar una experiencia religiosa. Por otro lado, habitar en este cielo tiene también su glamour ya que el ático albergó durante los años sesenta y setenta la famosa Terraza Martini, la cockteleria por excelencia y un lugar donde se construyo parte de la historia de esta ciudad.
La restauración del edificio ha llevado su tiempo y ha sido obra de una sociedad conjunta formada por Restaura, Metrópolis (sociedad de las grandes fortunas barcelonesas: Ferrero, Cuatrecasas, Soler, Godia, Bassat y compañía) y el foráneo Amancio Ortega a través de Ponte Gadea que también posee los locales comerciales del edificio. Pero esta aventura se ha cerrado con fortuna, dados los tiempos que corren. Sobre todo para Restaura que arrastra una deuda de 500 millones y unos activos valorados en torno a los 700 millones y que como dice su vicepresidente Xabier González busca tiempo.
Si todo esto le ha puesto los dientes largos, no lo dude, quedan pocas oportunidades en el Paseo de Grácia – número 45, 69 y 85 -. Y a unos precios asequibles ya que hablamos en torno a los 11.000 euros por metro cuadrado cuando apenas hace unos meses el precio rondaba los 18.000 euros por metro cuadrado. Eso sí, son inmuebles algo más modestos y sin vistas al Paseo.
No sé quien será la familia afortunada que va a pasar a vivir en el ático, pero tanto Paco como yo nos ofrecemos para deleitarles los atardeceres estivales con una extraordinaria selección de tangos y habaneras y, por supuesto, bailamos la sardana revessa si hace falta.

viernes, 19 de diciembre de 2008

LUZ QUE LIMPIA


Los viernes, como es usual, lo dedicamos al diseño y a la innovación de producto.
Hoy traemos un producto sencillo como es una bombilla con un ejemplo de innovación incremental.
Esta bombilla en cuestión no sólo aporta bajo consumo y mayor longevidad en su ciclo de vida, sino que también aporta otros beneficios menos habituales: elimina humo, polvo y polen, previniendo alergias y manteniendo un ambiente limpio.
Si quieres leer más.

jueves, 18 de diciembre de 2008

EL ANTI REAL MADRID

Ayer tuve la satisfacción de comer con un alto directivo del Real Madrid y además un hombre sabio como pude confirmar. Durante la comida tuvimos la oportunidad de charlar sobre muchos y distintos temas, ninguno de ellos relacionado con el futbol. Pero en los postres, mientras saboreaba un soberbio helado de queso, inevitablemente surgió el tema del Real Madrid. De todo lo que se dijo me quedo con una frase pronunciada por este directivo: Prefiero perder, pero jugar bien que ganar inmerecidamente.
Esta es una afirmación que Nicholas Taleb calificaría de Anti Real Madrid en una valoración totalmente positiva de la misma, similar a la antibiblioteca de Umberto Eco. Pero es también una frase que me hizo pensar en la conducta que se está imponiendo como modelo estable en la actual situación económica. Una conducta que ya adelantaba hace diez meses en este mismo blog. Y es que la Inteligencia se demuestra en los momentos dramáticos, nunca en la vie en rose.
La respuesta ecléctica y desesperada a la crisis está siendo la de no jugar bien esperando ganar. Como dije en su día, más de lo mismo. Reducción, reestructuración, regulación y demás erres del arsenal. De entre todas ellas, la más dramática resulta aquella que deja a las personas con una mano delante y otra detrás. Pero no sólo es dramática en sus consecuencias emocionales, familiares y sociales, sino también por sus devastadores efectos sobre la organización o empresa que lo abandona (y digo intencionadamente lo abandona y no abandona).
Cuando una organización prescinde de parte de sus personas como táctica que no estrategia para afrontar una situación crítica, se está ahorrando unos dineros, pero está reservando también un pasaje en la nave de la mediocridad cuando no en la de Caronte. Prescindir de las personas es prescindir del alma de la empresa vaciándola de todo sentido y proyecto de futuro. Es sesgar sus manos y pies, vaciarla de conocimiento y dignidad.
Volviendo al mundo del balompié, es como si el equipo perdiera por cinco a cero y se empeñara en replegarse atrás para evitar que llegue el seis a cero. La experiencia demuestra que no solamente llega el sexto, sino también el octavo, el noveno y el decimo…
Y es que lo importante es querer seguir jugando porque contaremos con más oportunidades. Si al final perdemos, como bien decía ayer el hombre sabio del Real Madrid, nos iremos pero con la sensación de haber afrontado el problema y no haberlo convertido en molestia. Y, aún más importante, nos iremos pero como dijo MacArthur: volveremos.Esto, dentro de mi ignorancia, es lo ha ha hecho grande al Real Madrid. Todavía recuerdo aquellos partidos en blanco y negro en los que jugaba este equipo. Podía perder por tres a cero a falta de cinco minutos, pero seguían ahí y, en muchas ocasiones, obtenían su premio.
Postdata: Como persona poco aficionada al deporte rey, desconocía la increíble labor social que desarrolla la Fundación del Real Madrid. Quizás no fuera mucho pedir a los medios que, al menos, dediquen un día a la semana a comentar y elogiar esa labor en lugar de continuar hablando del Presidente, el Director Deportivo, el Entrenador, la tía abuela del lateral y lo que pudo ser y no ha sido.

martes, 16 de diciembre de 2008

LA GENIALIDAD DE LO ELEMENTAL


Estas son fechas de postales navideñas y felicitaciones corporativas. Algunas resultan ocurrentes, otras recuerdan todo menos ese especial momento que hasta el más analfabeto emocional vive y muchas resultan chabacanas y estrafalarias.
La agencia publicitaria CREADs de Singapur demuestra que la genialidad se encuentra en muchas ocasiones en la simplicidad.
Y recuerden, la Navidad no afecta a las personas sino cómo estas las perciben.
FELIZ NAVIDAD

INICIACIÓN (NOSCE TE IPSUM - II)


Cuando una organización decide conocerse a sí misma como primera condición en su búsqueda de Innovación Estratégica, debe activar un proceso sistemático y ambicioso de prospectiva que deberá combinar con la consolidación o desarrollo, según sea el caso, de una estructura estable de Gestión del Conocimiento.
Esta prospectiva, fundamentada en la Gestión del Conocimiento, debe establecer una serie de tareas a desarrollar en una secuencia específica:
• Análisis del Contexto
• Determinación del área estratégica
• Cartografía de la organización
• Análisis Estratégico
• Concreción de acciones estratégicas
• Planeación y hojas de ruta
El desarrollo de Innovación Estratégica supone trabajar en el presente a partir de escenarios de futuro que hayan sido cuidadosamente definidos.

lunes, 15 de diciembre de 2008

EMPRENDEDORES ESTRATÉGICOS

Después de lo de Ponzi, estas cosas suben la auto estima.
¡FELICIDADES POR TANTO EMPRENDIMIENTO!

BENDITO PONZI QUE ESTAS EN LOS CIELOS


Estafar por el denominado método piramidal se consideraba hasta hace unos días el timo de la estampita en versión financiera cutre, es decir para pillar a panolis e ingenuos. Bernard Madoff nos ha demostrado que con un poco de charme y dejándose unos durillos en apariencia todo sigue siendo posible en Disney States.
El truquito de la pirámide tiene antecedentes medievales documentados en la venta de bulas y letras, pero quien desarrolló sistemáticamente el método fue Charles Ponzi, un emigrante italiano que consiguió estafar a miles de bostonianos en 1920 vendiéndoles cupones postales a diestro y siniestro. Desde entonces, las versiones del timo han sido incontables, pero siempre bajo la premisa de que sólo era válido para cazar a tontos del higo.
Lo realmente curioso del caso Madoff no es el método que se atiene punto por punto a la Teoría Ponzi. Lo que no deja de asombrar es la naturaleza de los panolis estafados: expertos inversores privados, bancos de probada garantía y experiencia, fondos públicos y hasta algunos gurús cuyos nombres no aparecen en los papers.
Uno ya no sabe qué pensar, pero en el fondo se le queda una cara de gilipollas que no tiene precio. Si no fuera por la posibilidad de que una banda albano kosovar irrumpa en tu casa a las tantas de la madrugada, es muy posible que el método del ladrillo y el calcetín volviera a ponerse de moda. Y es que como decía mi tía abuela sin tontos no hay maleantes.

sábado, 13 de diciembre de 2008

MAS MADERA




Esta debe ser la expresión preferida de Nikolai Sutyagin, un gangster jubilado de Arkhangelsk,Rusia.
El bueno de Nikolai tuvo que parar su obra para pasar unas obligadas vacaciones pagadas en la carcel. A su regreso, la construcción languidecía pero continua con su idea aunque la cosa vaya despacio.
Imagenes: English Russia

viernes, 12 de diciembre de 2008

¿QUIÉN COÑO HA ROBADO MI QUESO MANCHEGO?


Paco, nuestro economista camuflado se encuentra también mosqueado. Su fe en las manos invisibles escocesas está en sus momentos más bajos. Ha dejado de visitar la sección de economía para simples de su librería preferida, ahora se concentra en la selección de auto ayuda. Prefiere escuchar El Larguero a obsesionarse con Bloomberg y hasta ha pensado en suscribirse a Interviú en lugar de a Expansión. En la tasca de la Dolores ya no diserta sobre inflación, estanflación y deflación, prefiere hablar de las divinas nalgas de Halle Berry. Ha llevado a su perro ratonero al veterinario para que le cambie el chip porque ya no se llama Maynard, ahora es simplemente Manolo. Los jueves ya no come Pollo a la Financiera en la Deliciosa, prefiere el pollo a secas y con patatas a ser posible. Hasta ha dejado de salir con aquella cajera de Alcampo porque se llamaba Virginia y él le añadía el Woolf, ahora se ha echado una colega que es electricista de segunda en la Seat y que si te da un mandoble ves más estrellas que el Hubble. Ha dejado de pensar en comprarse un Cayenne, seguirá con su cuatro latas aunque lo va a pintar de lila. Sus cuatro acciones, una Matilda, una Repsol, una Inditex y una Iberdrola han pasado a mejor vida, ahora se dedica a buscar a los duendecillos. Y es que ya nada es igual. Y como grita todas las mañanas al abrir el ojo: ¿Quién coño me ha robado mi queso manchego?

jueves, 11 de diciembre de 2008

FUTURO (NOSCE TE IPSUM - I)


Las organizaciones tienen siempre un conocimiento formal de cuál ha sido su pasado y mantienen más o menos al día su discurrir presente. Sin embargo, cuando se trata de mirar hacia el futuro, rara vez se va más allá de las previsiones de cierre trimestrales o anuales. De hecho, superar ese límite temporal se considera un ejercicio de adivinación más que de predicción.
El Futuro provoca distintas reacciones, pero en el caso de las empresas, casi siempre se acercan al umbral de la incertidumbre. En más de una ocasión me he encontrado con directivos que aseveraban aquello de bastante cuesta sacar adelante el presente como para preocuparse del futuro.
Pero, ¿qué es exactamente el Futuro?
Si nos atenemos a la concepción lineal del tiempo, el futuro es aquella parte de la línea temporal que todavía no ha sucedido, en otras palabras, es el lugar del espacio – tiempo que alberga a los acontecimientos que aun no han ocurrido.
Esa no ocurrencia es lo que provoca nuestros ejercicios de imaginación, aunque casi siempre trucada ya que organizamos el futuro en función de nuestros logros presentes. Es como si el presente fuera el escalón número 12 de una escalera y deseáramos que el futuro escalón 13 no fuera tal, sino más bien una puerta gravitatoria que nos condujera en un salto hiperespacial al escalón trescientos cuarenta y ocho.
Deseamos imaginar el futuro como algo distinto, pero conservando siempre los valores del presente. Es nuestra reacción de supervivencia frente a la incertidumbre de lo desconocido.
Sin embargo, esta visión del futuro pertenece a una perspectiva exógena. El futuro aparece como algo lejano y ajeno, algo que no depende de nosotros sino de los acontecimientos que otros agentes, humanos, naturales o divinos nos imponen. Es como si nuestra empresa fuera la nave de Ulises, enfrentada a la cólera de los dioses y encomendada a su benevolencia a un tiempo.
Desde esta perspectiva, el FUTURO NO EXISTE, al menos MI FUTURO.
Mi única opción es esperar pacientemente a que otros lo decidan, conservando la secreta esperanza de que serán benevolentes o encomendarme al azar en forma de suerte.
Frente a esto, cabe la posibilidad de desarrollar una percepción humanista del futuro, antropocentrista si se prefiere.
El futuro no es algo que debe llegar, es una aspiración por la que hay que luchar.
El futuro no es un objetivo lejano y probable, es un punto de partida real y posible.
Conocer el futuro exige conocerse a uno mismo. Esta es la primera actuación de futuro y no solamente para una empresa, sino para toda organización humana que se precie de tal.
Por si alguien no se había dado cuenta, soy vasco, como se suele decir por aquí y de Bilbao. Para más datos, nací en la primera casa de la primera calle que tuvo la Villa. Quizás por ello, algunos jocosos amigos me llaman el del chiste.
Todo ello porque en mi tierra algunos no tienen claro el futuro mientras que otros lo tienen tan claro que hasta abaten a las personas como si de piezas de caza se tratara. Quizás este es nuestro pecado.
IMAGEN: PAVEL KAPLUN

miércoles, 10 de diciembre de 2008

IJAM

La creatividad también consiste en hacernos un poco más felices durante unos minutos. De verdad que los creadores de Ijam lo han conseguido.
Es mi recomendación de visita obligada y felicitaciones a los creadores.
ENLACE IJAM

martes, 9 de diciembre de 2008

LA ESTRATEGIA DE LAS ESTRATEGIAS


NOSCE TE IPSUM
Esta fue la inscripción que los siete sabios pusieron en el frontispicio del templo de Delfos y que se considera el origen de toda la filosofía occidental.
En sus orígenes, el sentido de la frase – conócete a ti mismo – era una invitación a reconocerse mortal y no divino. Desde entonces, Platón construye todo un sistema de pensamiento en torno a ella, San Agustín la convierte en su famoso noverim te, noverim me y Erasmo la considera el inicio de todo acto filosófico.
Con estos antecedentes, es difícil predicar su importancia en el mundo material de la economía, pero al fin y al cabo una empresa es un colectivo humano organizado, es decir una organización. Y como tal, goza de conocimiento, ética, virtudes, pecados y todo elemento que sea consustancial a la naturaleza humana.
Los fracasos, decepciones, mediocridades y demás resultados no deseados de una organización ante un reto, vienen provocados en multitud de ocasiones por un desconocimiento previo de sí misma.
En otras palabras, la estrategia de toda estrategia comienza por NOSCE TE IPSUM. Quizás por ello, voy a dedicar toda una serie de artículos en los próximos meses a este tema. Se irán intercalando con otras ocurrencias, pero habrá una constante: NOSCE TE IPSUM.

lunes, 8 de diciembre de 2008

LA CRISIS LLEGA AL MERCADO DE LA DROGA


Hoy, mientras cumplía con ese extraño rito diario que es afeitarse, escuchaba en un noticiario que el mercado de la droga en su variante del minoreo también está notando los efectos de la crisis y la falta de liquidez de sus clientes. La estrategia adoptada no resulta innovadora, más bien puede clasificarse de rutina chapucera incrementada, es decir adulterar un poco más el producto para compensar la bajada de las ventas.
Evidentemente es una reacción, chapucera y rutinaria, pero una reacción. Pero dándole vueltas mientras me aplicaba la loción hidratante, la chapuza encierra ciertas contradicciones que Paco el Economista Camuflado no acabaría de comprender.
Si bajan las ventas, se supone que hay que generar estímulos. Ofrecer un producto de más baja calidad no es precisamente atractivo.
Si se produce una situación de sobreproducción por descenso de la demanda, se supone que habría que recurrir a EREs en las localizaciones de origen. Incrementar la masa de producto circulante por adulteración resulta cuando menos contradictorio.
Si se entra en una situación de estancamiento del consumo, el primer afectado es la red comercial de distribución. En este caso, fuentes policiales informan del incremento de los camellos, es decir los vendedores.
Lo único que me queda por ver es a una delegación de los carteles productores suplicar a la Reserva Federal una partidita de 200 o 300 mil millones de ayuda.
En fin, me enfundo mi tres cuartos y me voy.

domingo, 7 de diciembre de 2008

EXPLICANDO LA CRÍSIS CON SABIDURÍA

La difusión de este video por la Red es una prueba más de la fuerza del invento. Pero, pese a todo, voy a dejarlo en el post porque es una pequeña joya y, sobre todo, una demostración visible de como sólo la sabiduría permite simplificar lo complejo y Abadía lo consigue.
¡No se lo pierdan!

viernes, 5 de diciembre de 2008

EN BUSCA DE LA EXCELENCIA Y OTROS TRAVESTIDOS


No soy muy dado a bucear en el pasado, quizás esta manía provenga de los doce increíbles meses que pase escribiendo por encargo un libro sobre la Reconquista en la Península Ibérica. Por cierto, mi conclusión fue que no hubo tal Reconquista, sino más bien Conquista. Creo que, entre otras cosas, esta fue una de las razones por la que no me volvieron a encargar un trabajo de investigación medieval.
En cualquier caso, ayer desempolve de mis baldas de Economía un ejemplar de En busca de la Excelencia, ensayo de cierto renombre como todos sabemos. El subtitulo de la obra de Peters resulta paradójico hoy en día: lecciones de las empresas mejor gestionadas de los Estados Unidos.
Algunas de estas empresas continúan con su buena gestión y sobreviven a los tiempos que vivimos peligrosamente. Pero hay un grupo que pertenece al club de la Sospecha y todo ello sin ser del ramo financiero.
Entre otros conceptos que nos veremos finalmente obligados a revisar, el de Excelencia pide una reforma urgente, no tanto en sus principios e indicadores, sino más bien en su Hall of Fame un tanto desfasado y con presencias inquietantes.
Ciertamente, deben existir los malos para que podamos distinguir a los buenos. El problema es cuando los primeros nos salen travestidos y no hay quien se aclare.

jueves, 4 de diciembre de 2008

AL HOMBRE MUERTO


Tenemos verdes prados donde la vida discurre tranquila. Nuestros montes no son grandes retos, pero son parte de nuestra alma. Los valles son angostos pero cuajados de vida. Nuestras costas con sus acantilados y bahías, espuma y arena. Nuestra gente es una mezcla de risueña ambición y osada picardía. Es como si alguien hubiera querido construir un lugar para vivir, amar y morir aunque no inesperadamente, sin tiempo para despedirse de tanta belleza.
Dicen que nuestra tierra se llama Euskadi, País Vasco, Vascongadas, Euskal Herria, el Norte…
Dicen que somos euskaldunas, vascos, gentes del Norte…
Pero no somos un pueblo, menos una nación y en forma alguna un país…
No podemos serlo porque no nos reconocemos. Nos miramos y vemos al Otro al tiempo que bajamos la mirada y seguimos hacia delante buscando un sendero que no existe porque nos hemos empeñado en vivir en lo más profundo del bosque, allí donde la luz apenas penetra.
Un viejo dicho del Baztan dice que todo lo que no tiene nombre no existe. Nosotros no lo tenemos.
Quieren que seamos España o Albania. Nos comparan con Irlanda, Canadá o hasta Osetia. Hablan de monstruos y mártires, de gentes honradas y corruptas morales. Los unos nos recuerdan los derechos, los otros los deberes. Y, en el fondo, esta es nuestra coartada.
Ayer murió un buen hombre. Hoy los prados y los valles, los montes y los acantilados lloran su muerte porque a quienes todavía vivimos en esta tierra apenas nos quedan lagrimas.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

POBRE PACO, ECONOMISTA CAMUFLADO

La Economía nunca ha sido una ciencia sencilla, no tanto por su cuerpo teórico sino por su inexactitud tanto predictiva como posible. Quizás la razón de todo ello se encuentre en sus actores y en la diversidad de motivaciones que les inspiran. Valga esta pequeña introducción para poder entender el desentendido que supone la historia para no dormir Repsol – Sacyr – Lukoil.
En los últimos tiempos, la sección de Economía de las librerías tenía una nueva balda, junto a la de auto – ayuda from U.S.A., dedicada a la divulgación entre la ciudadanía de a pie de los grandes misterios y entresijos de la ciencia de Smith, Ricardo y demás colegas. Algunas de estas guías para ignorantes son auténticas joyas. Este es el caso de El Economista Camuflado de Tim Harford, por ejemplo. Pero, claro, cuando uno se ha leído dos o tres de estas amenas y clarividentes disertaciones, llega la hora de comprar un diario cualquiera y desayunarse con la noticia de que Sacyr en su increíble carrera por obtener liquidez acaba de vender Itínere a Citigroup. Evidentemente, más allá del orgullo patrio malherido y los resoplidos momentáneos de Don Luís del Rivero, el economista camuflado del tercero izquierda se hace la pregunta del millón: ¿Cómo puede un banco que acaba de recibir del Gobierno de Estados Unidos 20. 000 millones de dólares para evitar su quiebra comprar a Sacyr su filial de autopistas?
Sí, por supuesto, se pueden dar cien mil y una explicaciones plausibles al economista camuflado del tercero izquierda. Nadie ha dicho que la ciencia económica no contenga un capítulo específico dedicado a la demagogia verbenera.
Sí, por supuesto, se puede recurrir a la autoridad de la sabiduría acumulada para acallar los rumores y conatos de sublevación ética. Al fin y al cabo, un CEO o un Premio Nobel de Economía siempre debieran ser más fiables que Paco el carpintero del barrio acodado en la barra del Bar La Asturiana, cervezas y tapas.
Y, en todo caso, siempre se puede recurrir a la tertulia de la radio de turno en la que una serie de señores entienden los lunes de futbol, los martes de estrategia política, los miércoles de altas finanzas, los jueves de moral y formación del espíritu nacional (fen), los viernes de alta jurisprudencia y los sábados descansan que hasta Dios lo hizo aunque fuera domingo.
¡Pobre Paco el carpintero del barrio!
Él que creía que por fin lo había entendido.

martes, 2 de diciembre de 2008

EL REINO INVISIBLE


Erase una vez dos reinos vecinos que convivían en paz desde hacía muchos lustros. Uno de ellos – el Reino Invisible – estaba gobernado por Olaf Tercero el Invisible, llamado así porque rara vez aparecía en público y sus súbditos apenas podían describirle cuándo algún viajero de paso les preguntaba.
El reino vecino – el Reino Visible – estaba gobernado por Magnanimus Tercero el Visible, llamado así porque parecía estar en todos sitios preocupándose por sus súbditos, sus problemas y necesidades.
Ambos reinos convivían en paz, pese a las diferentes formas de gobernar de sus soberanos. Todo era casi perfecto hasta que una serie de alteraciones climáticas provocaron unos años de sucesivas sequias que acabaron por afectar a las cosechas. Pronto apareció el hambre que se convirtió al poco en hambruna declarada.
Los gobernantes de los dos reinos tomaron cartas en el asunto. Olaf Tercero el Invisible consideró que era oportuno no interferir en el discurrir de las cosas y permitió a los comerciantes de grano atesorarlo y especular con sus precios.
Por el contrario, Magnanimus Tercero el Visible ordenó a sus ministros que se requisará todo el grano disponible para ser repartido equitativamente entre toda la población y atender así a los más desfavorecidos.
Al cabo de unos años, la sequia remitió y los campos volvieron a ofrecer sus frutos. El hambre pasó a convertirse en un amargo recuerdo como también lo era el Reino Visible. Y es que los habitantes del reino murieron finalmente de hambre. El grano que Magnanimus repartía cubrió las necesidades de la población durante unos meses, pero pronto se acabó y poco a poco todos murieron de inanición, incluido el monarca y su familia.
En el Reino Invisible de Olaf Tercero, dos tercios de la población murieron de hambre al no poder pagar los abusivos precios del grano impuestos por los especuladores. Pero, unos pocos, los más ricos, los altos dignatarios y el propio monarca con su familia invisible consiguieron sobrevivir. Con el tiempo, el reino volvió a ser floreciente y las clases humildes de nuevo crecieron y pudieron trabajar los campos y talleres artesanales.

lunes, 1 de diciembre de 2008

CONVICCIÓN

La Innovación es una necesidad.
La Innovación Estratégica es un instinto.
La Innovación es una búsqueda de valor, mejora y, en definitiva seguridad en forma de cambio. Quienes protagonizan la Innovación – personas, pequeñas empresas, grandes corporaciones, instituciones públicas o cualquier otro tipo de organización humana – lo hacen por distintas motivaciones.
En ocasiones, la convicción en mejorar se transforma en algo superior a la incertidumbre que acompaña a todo cambio. En otros momentos, la inercia de una tendencia generalizada empuja a unirse a ella sin demasiada confianza en los resultados, pero bajo el condicionamiento de no quedarse atrás. En determinadas circunstancias, la necesidad de supervivencia obliga a enfrentar cambios que, en otras circunstancias, se hubieran considerado aventuras sin sentido. Finalmente, también hay quienes intentan cambiar porque es la última estrategia frente a la desaparición, pero en estos casos rara vez se alcanzan resultados cuando no menos mediocres.
La Innovación Estratégica es también una búsqueda de valor y mejora, pero en términos de consecución de la felicidad. Quienes protagonizan la Innovación Estratégica – personas, pequeñas y medianas empresas, grandes corporaciones, instituciones públicas o cualquier otro tipo de organización humana – lo hacen movidos por una sola razón.
La Innovación Estratégica no supone desafiar al futuro, ni tan siquiera intentar predecirlo. Más allá de estas pretensiones, el objetivo es comprender el presente a partir del futuro. La construcción de escenarios de futuro deseable y posible marcará el discurrir del presente y el pasado inmediato.
La Innovación Estratégica no se busca movido por la necesidad o la urgencia desesperada. Es necesaria la convicción, pero por encima de todo, se escenifica la confianza en las personas, sus capacidades. Se convoca a las voluntades en un reto común que les aporte cohesión y energía.
Este país asiste a movimientos de sensibilización hacia la Innovación. La crisis que está a punto de concluir para dar paso a una depresión prolongada y profunda moverá a muchos a innovar sin convicción, pero con necesidad y urgencia.
Frente a ellos, confiemos en que también surjan quienes miren más allá de la supervivencia y la resistencia enconada.
IMAGEN: DEBRLOW

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...