domingo, 13 de noviembre de 2011

¿QUÉ NOS QUEDA A LOS CIUDADANOS?


Contar con un enemigo siempre es un recurso inapreciable, pero si además éste resulta incorpóreo y carente de cabeza visible, el recurso se convierte en bendición divina para ineptos y cobardes amparados en la “cultura del culpable”. ¿Recuerdan la conspiración judeo- masónica? Más allá del esperpento valleinclanesco, acabó resultando una de las tácticas más recurridas cuando la incompetencia obligaba a tocar maitines en la Plaza de Oriente.

El mercado existe desde que un individuo le echo el ojo al hueso que otro roía hasta el hartazgo en una oscura y sucia cueva. Pasaron muchos siglos hasta que Adam Smith dejará pasar las tardes meditando sobre el fenómeno mientras contemplaba como la niebla se apoderaba de los yermos paramos escoceses hasta llegar a la conclusión de que era más saludable dejarlo todo en manos de la divina providencia. Poco han cambiado las cosas desde entonces aunque se observa un aumento imparable del grado de anonimato y de maldad contumaz en estos mercados contemporáneos que, al parecer, nos acechan y asolan hasta llevarnos al borde del abismo. Pero, no nos dejemos engañar. Los mercados existieron, existen y existirán. Pero “estos mercados” son puro mito y acabarán por convertirse en leyenda.

Los humanos tenemos, entre otras, la extraña debilidad de confundir el culo con las témporas, en otras palabras, trasmutar el efecto en causa hasta sumirnos en una confusión de la que tan sólo los ineptos y cobardes se salvan. Los actuales mercados y sus compañeros de felonías, la gran banca, son el efecto, nunca la causa. Nos equivocamos al centrar todas nuestras críticas en ellos y acabamos emulando la estrategia de quienes los han creado tal como los conocemos: los políticos.

Repasemos la galería de la “política europea contemporánea”: Merkel, Sarkozy, Zapatero, Berlusconi, Papandreou, Cowen, Socrátes, Brown… ¿Qué tienen todos ellos en común?

· Mediocridad

· Cobardía

· Incompetencia

· Ausencia de sentido de Europa

¿Quiénes han permitido que los mercados adquieran un protagonismo que no les corresponde?

¿Quiénes han permitido que la estructura financiera europea haya llegado a unos límites de fragilidad prácticamente insoportables?

¿Quiénes han consentido el crecimiento de órganos europeos carentes de competencias reales?

¿Quiénes han permitido que los países emitan deuda en una moneda que no controlan?

¿Quiénes insisten en el discurso de la austeridad que tantos infortunados antecedentes tiene en Europa, empezando por una empecinada Alemania que ya probo el aceite de ricino en la década de los treinta del pasado siglo?

¿Quiénes han permitido que se junten churras con merinas, arreglándolo todo con fondos estructurales de dudosa gestión y control?

En fin, ¿quiénes han robado a la palabra “democracia” su verdadero significado colocando a los Rehn, Lagarde, Draghi, Rompuy o Juncker al frente de la maquinaria sin que a nadie se nos haya consultado?

No lo duden, ellos y sólo ellos.

Los mercados y la gran banca son a los políticos europeos lo que la conspiración judío masónica era al régimen del oscuro dictador: el culpable perfecto. Ni nombre, apellidos, ni domicilio conocido. El enemigo perfecto.

El primo americano tiene una buena parte de culpa de todo lo que está ocurriendo. Pero convertirlo en otro culpable más no va a solucionar ni el más pequeño de nuestros problemas. Más bien, supondría admitir nuestra ausencia de libertad y capacidad de decisión. La culpa es estrictamente europea. Los ciudadanos por omisión y los políticos por comisión.

¿Qué puede ocurrir?

Apenas hay margen para la esperanza.

Necesitamos un Renacimiento de Europa. Pero si los nacimientos vienen acompañados de dolor, los renacimientos aportan sufrimiento añadido. Reclaman aceptación de la culpa, contrición y propósito de la enmienda. Estos políticos nuestros, son tan incompetentes que apenas pueden vislumbrar la enmienda, pero, peor aún, jamás pasarán por la contrición.

¿Qué nos queda a los ciudadanos?

12 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Hola José Luis:

Pues no quedan dos vías. Ajo y agua o empezar a pasar de estado, de europa, de mercados y de la madre que lo parió y empezar a construir individualmente otra vez, dentro o fuera de europa.
Un abrazo

JLMON dijo...

Efectivamente, no hay más....
Un abrazo Fernando

Fultxete dijo...

Añadiría un enemigo muy socorrido por la derecha navarra: "¡Que vienen los vascos!"
En el apartado de quién..., añadiría: "¿Quién ha permitido que el mercado inmobiliario se hinche artificialmente, hipotecando durante muchos años a muchos ciudadanos y proporcionando desproporcionados beneficios a otros?".
Finalmente terminar diciendo que por muy grandes que sean las felonías parece que no nos importan tanto si las cometen políticos de "nuestra cuerda", sino son inexplicables los resultados electorales del PP en Valencia o, por no ir tan lejos, los que tendrá UPN en los próximos comicios.

JLMON dijo...

Hola Fultxo
Gracias por pasarte...
Tener un enemigo es tan simple y evidente como poner la chistorra entre pan y pan.
Pon un enemigo en tu vida o me temo que te caeran de canto.
Cuidate

Katy dijo...

Respuesta a tantos quienes:
Iwas´nt
Y a que nos queda:
Esperar que todo se hunda para ponernos las pilas y reflotar.
Un abrazo y buena semana

Josep Julián dijo...

Me da que siempre conviene tener un culpable a mano. Si además es inconcreto o invisible mucho mejor.
Me alegro que invoques el renacimiento porque llevo más de dos años anunciándolo, lo que pasa que en términos de ciclo histórico eso apenas es nada y no solo eso sino que estamos en la bonita fase de que el último apague la luz.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

En este caso no sé si fue primero el huevo o la gallina. Quiero decir, que no tengo claro si son los políticos los que han creado a los mercados actuales o han sido éstos los que han puesto o controlan a los políticos. Seguramente al principio fueron los políticos los que crearon a la "bicha", que luego se los enguyó sin ninguna contemplación.
Pero es igual, la terrible mediocridad que defines claramente, va a permanecer durante mucho tiempo. Seguramente hasta que llegue esa "refundación" que muchos deseamos.
Un abrazo.

JLMON dijo...

Hola Katy
Efectivamente, aquí no fue nadie, pero, como se dice vulgarmente, entre todos la mataron...
Cuidate

JLMON dijo...

Hola Josep
Pues sí...
Hace tiempo te recomendé un libro muy sugerente al respecto: RENACIMIENTO de Douglas Roushkoff, merece la pena.
Cuidate

JLMON dijo...

Hola Javi
Sí no está muy claro, pero las particularidades que h asquirido el mercado en los últimos tiempos, yo creo que se lo debemos a la incopetencia de estos señores.
Cuidate

cristal00k dijo...

Un Renacimiento que será a costa de dejar en la cuneta a muchos y "maricón el último..."

Va a ser muy difícil que en este engendro de Europa en que nos hemos convertido, algunos países, esos que llaman PIGS, a saber: Portugal, España Italia y Grecia podamos remontar nada de nada. No, con el diseño actual. Entre otras cosas, sin poder de emisión ni de devaluación.... estaremos siempre al albur de lo que se decida fuera de aquí. Es decir, somos el último mico que decide sobre nuestra propia economía.

Eso sí, no veo a la Gran Banca libre de culpa para nada. Las empresas, sean del tamaño que sean, no son entelequias y están formadas por personas con nombres y apellidos y si esos gestores se han equivocado, deben de pagar por ello y no ser encima retribuidos a costa del dinerito de todos. Sin importar el color de quien mande. Pero esto ya lo hemos hablado más veces. Es tal la dejación de responsabilidades de los que "mandan" y de los que "callan" en la oposición o en los medios, que esto tiene muy mal remedio.

Sólo queda la solución de Fernando y Katy: que se hunda todo de una puñetera vez y a ponernos las pilas ¡YA!

En fin! más razón que santo José Luis y perdón por la extensión del comentario.

JLMON dijo...

Hola Cristal
Gracias por tu visita y tu esclarecedor comentario.
No eximo de culpa a los bancos, pero hay que tener claro que han llegado hasta donde han llegado porque alguien les ha abierto la verja...
Cuidate

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...