lunes, 12 de noviembre de 2012

QUÉ ES PARA USTED UN PROBLEMA




El talento como expresión de inteligencia y el conocimiento como su constructo final se desarrollan en contextos de dificultad, es decir cuando somos capaces de identificar, plantear y resolver problemas. Desde esta perspectiva, fenómenos como el Emprendimiento Interno o la Gestión del Talento y el Conocimiento en la empresa dependen en gran medida de la capacidad que ésta tenga para plantearse problemas.
La cuestión que se plantea de forma inmediata resulta evidente: ¿qué entiende la empresa española por problema?
En un alto porcentaje, el término “problema” enciende las alarmas a cualquier nivel. Hablamos de una situación no deseada que siempre encierra connotaciones negativas y no tanto por la situación en sí misma sino por las posibles consecuencias inmediatas derivadas de la misma. Decir “problema” en una empresa española casi siempre equivale a activar automáticamente otros términos como responsabilidades, consecuencias o perdida. De hecho, la primera reacción que se produce es la búsqueda del culpable por encima de cualquier otra consideración, incluida la creación de soluciones. Y lo más grave de todo ello es que no se trata de una nota diferenciadora de las empresas, hablamos de una tara genética profundamente enraizada en el acervo sociocultural español. El término problema arrastra su leyenda desde los años del parvulario, acompañando al españolito a lo largo de su vida como si de una maldición se tratara. Por ello, no es de extrañar la segunda reacción que sigue a la búsqueda del culpable y que no es otra que tratar de escamotear el bulto o dicho de otra manera realizar el milagro de los panes y los peces convirtiendo el problema en molestia imperecedera.
En este país, nueve de cada diez problemas acaban convirtiéndose en molestia que, como su mismo nombre indica, no es otra cosa que perpetuar la situación no deseada, eso sí, llevándola con una mortificación admirable. Por todo ello es importante buscar al culpable o simplemente hacer que se busca. Es lo que podríamos llamar la falsificación de la falsificación. Pero mientras todo esto ocurre, nuevos problemas llaman a la puerta por lo que conviene olvidar la vieja búsqueda, archivar la molestia en el apartado “¡país!” y dejar sitio para la nueva búsqueda que se inicia.
Volviendo a la realidad, un problema nunca es una situación no deseada, sino más bien esperada. Un problema es una oportunidad de ser mejor o lo que es lo mismo, una situación que exige el concurso de todo nuestro talento, la expresión de todo nuestro potencial emocional y, en definitiva, la promesa de generación de nuevo conocimiento.
Todas las semanas conozco empresas que lanzan al viento su voluntad de potenciar el talento de las personas, pero pocas de ellas han resuelto adecuadamente la cuestión inicial: ¿qué es para usted un problema? 

7 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Desde luego no es una ecuación matemática. Un problema para mi es aquella situación que afecta a mi entorno inmediato y que no tiene solución. Si tiene solución deja de ser un problema.
Y esto se puede aplicar a una empresa, familia, barrio, ciudad, comunidad y país. Otra cosa es que en vez de sumar esfuerzo sumemos problemas.
Un abrazo y buena semana

Jose Luis Montero dijo...

Hola Katy
es una buena perspectiva aunque esta vez siento llevarte la contraria...un problema siempre tiene solución, otra cosa es que te guste ésta...
Cuidate

Fernando Lopez Fernandez dijo...

Para mi, un problema, es una estrechez de miras. Luego ya llega eso de si...

A) se puede solucionar
B) se quiere solucionar
C) ¿Es un problema o una excusa?
D) ¿Un escudo de autoproteción?
E) ¿Un arma arrojadiza?
F) Ponga aquí lo que desee...

Un abrazo y gracias como siempre por hacernos pensar


Jose y Juani dijo...

Hola a tod@s,

Las organizaciones empresariales y los gobiernos deberían de habilitar resortes que se encargaran de buscar problemas en su gestión, en sus productos y servicios... Esta es la única forma de cambiar la mentalidad de la búsqueda del culpable hacia la encia en la gestión y el desarrollo personal y profesional.

Jose Luis Montero dijo...

Hola Fernando
Esa es la múltiple percepción que tenemos y de ella depende que consigamos convertir la situación en problema.
Cuidate

Jose Luis Montero dijo...

Hola Jose & Juani
Gracias por tu comentario.
Lo que propones es pura lógica pero esa cultura del "problema" lo hace de momento practiacamente imposible por desgracia.
Cuidate

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Un problema es la oportunidad de demostrar tu capacidad de crear.
He dicho.
Un abrazo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...