domingo, 13 de marzo de 2011

LA TRAMPA AUTONÓMICA - 1


La España de las Autonomías, consagrada en la constitución de 1978, aparece como uno de los más preciados logros de la denominada Transición. Una estructura que ha permitido la progresiva y ancestral descentralización del poder. Una solución de compromiso para dar respuesta a las aspiraciones catalanas y vascas sin menoscabar el derecho de los restantes territorios a proclamar su identidad. En estos términos, la solución, cuyos entresijos es mejor no conocer para no quitar lustre al logro, no merece sino elogios. Pero, treinta años después, con la perspectiva suficiente y, sobre todo, con la sensibilidad critica agudizada por la recesión que vivimos, las valoraciones parecen no ser tan positivas. Sobre todo, teniendo en cuenta que, a lo largo de estos lustros, la situación evolucionó lo suficiente como para acometer las reformas estructurales necesarias para ajustarse a las necesidades reales de España.
De partida, la estructura autonómica ha permitido el mayor despilfarro jamás conocido a la mayor operación de solidaridad europea jamás imaginada. Nos referimos a los fondos de ayuda europeos recibidos en los últimos veinticinco años y que ascienden a la increíble cantidad de 120. 000 millones de euros. El resultado final de esta inyección sin fin parece no ofrecer un balance positivo : burbuja inmobiliaria, ausencia de estructura económica definida, estructura financiera no normalizada ante la presencia de una peculiar banca regional, déficit público alarmante, agravado por el lastre de las administraciones autonómicas, baja productividad y, en fin, una bolsa de paro difícil de asimilar y recuperar.
La cifra no deja de volver, una y otra vez: 120. 000 millones, es decir, treinta veces más que la ayuda que recibió la nueva Alemania Federal después de la caída del Reich de los Mil Años y que sirvió para generar “el milagro alemán”. Realmente, no es de extrañar que nos sintamos “tan europeos”. Pero lo realmente extraño es que en el resto de Europa nadie se haya hecho la pregunta de ¿cómo han administrado este dinero? Será por aquello de "ojos que no ven..."
Si analizáramos el reparto de este aguinaldo en la España de las Autonomías, la perplejidad quizás cobrara más intensidad. La comunidad más beneficiada ha sido sin duda Andalucía con un total de 27. 526 millones frente a los 410 millones recalados en La Rioja. Euskadi y Cataluña no parecen haber aprovechado su “ventaja histórica” con los 3. 486 y 8. 638 millones que han recibido respectivamente.
“Lo que ha cambiado este país” es la frase habitual que puede escucharse por parte de quienes nos visitan, pero muchos de los que no estamos de visita, nos preguntamos como ha podido cambiar tan poco con 120. 000 millones encima de la mesa. Las diferencias tantas veces cacareadas continúan ahí, tenemos más fuentes, parques, polideportivos, servicios sociales, autopistas y aves, pero la economía de escala continua siendo una broma de mal gusto, la movilidad laboral es nula, la capacitación profesional de una buena parte de la población es deplorable, las bolsas de “paro técnico” son ya endémicas en determinadas áreas geográficas, el supuesto modelo económico que ahora hay que reformar no existe por mucho que algunos se empeñen, el sistema financiero continua siendo tan alérgico al riesgo como en tiempos de Recesvinto aunque nos lo venden como astuta estrategia frente a las locuras de la banca foránea, no existe suficiente masa critica empresarial, solvente y cualificada, Zara es un milagro, pero es un milagro que no aporta empleo en la medida que algunos imaginan, necesitamos banderas de marca nadie lo duda, pero estamos aún más necesitados de tres o cuatro mil empresas siete veces más pequeñas que un Zara o Mango.
En fin, este es el primero de una serie de post dedicados a la España de las Autonomías y a su aportación al actual estado de las cosas.
Y, sí, hago confesión pública y previa de federalismo. Un federalismo que no era deseable en 1978, pero que, hace tiempo ya, debiéramos haber tomado como meta en una evolución saludable del Estado de las Autonomías.

6 comentarios:

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Jose Luis:
Me alegra que hagas este análisis. Seguro que los que le siguen serán igual de jugosos.
Yo desde la administración local puedo corraborar todas y cada una de tus palabras. Aquí se han administrado muy mal esos dineros europeos, pero... agarrate, por la gran mayoría de las autonomías, no se ha administrado mal, se ha tirado, literalmente, el dinero a la basura.
Espero con impaciencia las siguientes entregas.
Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Jose Luis:

Comentas algo muy interesante. La pasta gansa que nos han dado los fondos europeos y que se sabía que se iban a acabar. Mucha parte de ellos nos los hemos gastado en farras y en autobombo y ahora pasa lo que pasa, que no hay margen de maniobra y me temo que i tiempo para rectificar. Menos mal que nos queda Qatar....
Un abrazo

Katy dijo...

Una triste realidad que me demuestra una vez más que lo que se recibe gratis se despilfrarra y todo a la saca de unos cuantos listos. A estas alturas creo que el que no roba es porque no puede.Léase en dictadura como en democracia. La corrupción está muy instalada en todos los niveles.
Un abrazo
P.D. Como fina analista política no tengo precio:)

JLMON dijo...

Hola Javier
Ya es bueno que tú lo digas y confirmes...habrá más
Cuidate

JLMON dijo...

Fiate de Qatar Fernando...

JLMON dijo...

Hola Katy
Como analista no tienes precio efectivamente.Y lo que fácil se consigue, más fácil se pierde.
Cuidate

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...