jueves, 31 de enero de 2013

INVISIBLE

Poco a poco, tu mundo va parándose lentamente hasta que ya apenas se mueve mientras el mundo de los demás sigue su curso. Quizás sea esta la razón por la que cada vez eres más invisible, camuflado en la estática del silencio de un paisaje sin horizonte donde los días y las noches se suceden sin la frontera del cansancio y el descanso. Quizás por esto nunca te sientas agotado, sino simplemente derrotado, acabado, ajeno al mundo ancho y cada vez más lejano.
Deambulas por lugares en otro tiempo familiares, perdido, desorientado, abstraído y huidizo de miradas ajenas que te asaltan y desnudan en tu vergüenza indefensa. Poco importa que camines hasta caer exhausto, ya eres inmortal en la invisibilidad del fracaso inesperado. No existes más que en alguna oscura estadística que alguien siempre encontrará como argumentar.
Recuerdas los días, meses, años pasados como si te arrepintieras de tu feliz inconsciencia. Trabajo, familia, trabajo, añoranzas de la rutina repetida, recuerdos de un pasado lejano. Viviste lo que llamaron milagro quienes ahora lo llaman engaño.
Pedro G.
54 años, parado de larga duración.

6 comentarios:

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Pequeñas historias de gente anónima.
¡Qué duro!
Un abrazo.

Fernando Lopez Fernandez dijo...

Triste, real y conmovedor porque eso es lo que viven miles de personas todos los días y cada día se complicará mas. Un abrazo

Katy Sánchez dijo...

Muy duro, y no se puede poner palabras a este sentimiento de impotencia. Solo caras tristes, frustradas y desorientadas.
Duele ver las largas colas de de estas personas que han perdido la esperanza y la fe en sus congéneres.
Un abrazo y buen finde

Jose Luis Montero dijo...

Duro pero....
Cuidate Javi

Jose Luis Montero dijo...

Hola Fernando
Esperemos que no

Jose Luis Montero dijo...

Gracias Katy
Buen finde

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...