martes, 10 de abril de 2012

¿DONDE ESTABAS TÜ?


Después de casi cinco largos años de descenso a los infiernos, pocos son los que todavía se formulan aquella pregunta que en 2008 estuvo en boca de muchos: ¿Cómo no se ha hecho nada si ya se veía venir?

Efectivamente, se veía venir por un principio empírico que demuestra que este sistema, llámese liberalismo, capitalismo o como se quiera, se alimenta en prados de movimientos cíclicos recurrentes o, como dijo el otro, todo lo que sube, baja para volver a subir aunque sin posibilidad de predicciones a medio o corto plazo. Hemos complicado tanto el sistema que ya resulta imposible aventurar sus comportamientos. Sin embargo, las previsiones de futuro han estado, no sólo bien vistas, sino también generosamente reconocidas y remuneradas cuando, en realidad, no eran otra cosa que un fraude sustentado en una ignorancia sofisticada.

Efectivamente, se veía venir desde el momento en que las políticas neoliberales norteamericanas de desregularización financiera, iniciadas en la década de los 70 del pasado siglo, convirtieron la Ley Glass – Steagal en un mito del pasado. Se podía ganar mucho dinero bailando en el margen legal sin temor a provocar una debacle generalizada. Todo era ya demasiado grande como para venirse abajo. Enron demostró que hasta el aire pesa y que todo lo que sube, baja aunque puede llegar a hacerlo sin control.

Efectivamente se veía venir cuando un bien valorado en tres alcanzaba un precio de mercado de trescientos ochenta. Pero no podía ser de otra forma dada la extensión de la cadena generadora del bien. Todos debían ganar en este fraude organizado que sutilmente acostumbramos a llamar “burbuja”. Todos menos el último que se quedó con el bien como si del juego de las sillas se tratara.

Efectivamente se veía venir en una supra estructura nacional llamada Europa, nacida tras la pesadilla, fundada en buenas intenciones, pero corrompida finalmente por los viejos atavismos nacionales, los intereses económicos privados que no públicos y una desmedida ambición integradora que ha acabado uniendo a churras con merinas en un extraño convite donde algunos continúan preguntándose si deben utilizar la pala de pescado o el cuchillo jamonero.

Efectivamente se veía venir a nivel patrio con un sistema de partidos cada vez más próximo al turnismo paralizante. Una clase política cada vez menos profesionalizada y dominada por el exclusivo deseo de alcanzar el poder y mantenerse en el mismo todo cuanto fuera posible aunque para ello hubiera que declarar alcanzado el paraíso de la igualdad y la fraternidad costara lo que costase. El bien político se impuso al bien público mientras el bien común se perdía en las brumas meseteñas.

Efectivamente se veía venir con una sociedad rendida al éxito y la abundancia. Una sociedad que sustituyó a los magos del pelotazo por los ejecutivos y empresarios ejemplarizantes que, en realidad, habían aprendido el valor de la discreción a la hora de hacer dinero sin preocuparse demasiado del futuro inmediato adaptando la máximo orteguiana hasta dejarla niquelada en aquello de “que arreen los que sigan”. Una sociedad dominada por parecer antes que ser. Inculta y superficial, rendida a la promesa de la felicidad permanente.

Efectivamente, todo se veía venir, todos lo veían venir, pero de nada servía porque no existía futuro sino presente, hoy y mañana, pero sin pasado mañana.

Políticos, banqueros, granujas y oportunistas han tenido su parte de culpa, pero…

¿dónde estabas tú cuándo todo esto ocurría?


Quizás seas uno de los indignados, quizás alguien que ha perdido su casa, su trabajo y hasta su dignidad. Quizás te levantes cada mañana sin futuro. Quizás continues preguntandote cómo ha podido ocurrir todo esto, pero...


¿qué estas dispuesto a hacer?


Cuando un problema no se enfrenta, acaba convirtiéndose en molestia, pero si además pretendemos que otro lo resuelva, puede transformarse en una agonia indefinida que nos acabe convenciendo de que el futuro simplemente fue una palabra del pasado.

10 comentarios:

Fernando Lopez Fernandez dijo...

Hola José Luis:

Lo que no deja de asombrarme, es la capacidad que tenemos de decir eso de pio pio que yo no he sido cuando, en realidad, en lugar de intentar cambiar el modelo, lo que hemos hecho ha sido hacernos los suecos hasta que no nos ha tocado directamente hemos estado callados y pidiendo más copas.

En fin, estupendo análisis.
Un abrazo

JLMON dijo...

Hola Fernando
Efectivamente, hemos querido ver la tormenta como algo ajeno y encima sin paraguas!!!
Cuidate

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Pues sí. Yo que nunca he tenido ni vocación de adivino, ni de forrarme, estaba tranquilamente en mi casa cuando todo empezó a tambalearse. Me asombraban los que decían que eso de la crisis no era tal, que era algo mucho más gordo que no había hecho nada más que empezar, pero al decirlo gente que me merecía mucha credibilidad, lo intentaba digerir hasta que...
Y aquí estamos.
Ahora me pregunto: ¿Seguiremos atenazados por el miedo o daremos un paso adelante?
Prefiero no responderme... de momento.
Un abrazo.

JLMON dijo...

Hola Javier
no te culpes, estamos todos en las mismAS, PERO AHORA....AHÍ ESTÁ EL PROBLEMA

Germán Gijón dijo...

¿Dónde estaba? Siendo amablemente (literal) defenestrado de una empresa que cerró y tomando consciencia de que eso de "por cuenta ajena" ya no iba a ir conmigo.
Yo confieso que sí he sido de los que pensaban en el liberalismo como fórmula de una autonomía económica por derecho. Me equivoqué al pensar que las instituciones pueden controlar ese sistema, pero la realidad es que no han tenido voluntad de hacerlo por demasiado influyente en los ámbitos de poder político.
Como seguimos en esas brumas meseteras, creo que lo mejor que puedo hacer es informarme más de lo que realmente crea con sinceridad que es lo mejor para reivindicar porque (confieso de nuevo) estoy hecho un lío.
Brillante.
un abrazo.

Katy dijo...

Yo he oído decir que que aquí no había crisis durante bastante tiempo, y que la crisis era problema de otros. Así que tranquila (teoría pura) Hace ya muchos años cuando apenas contaba con 25 mi intuición me decía que tarde o tempranos toso estro se hundiría. Y se hunde por mucho que queramos evitarlo. Pero cuando algo muere, otra nueva nace, no se si mejor o peor pero mucho dependerá de nosotros.
¿Aprenderemos los humanos de una vez?
Bss.
Gracias por hacernos reflexionar.

JLMON dijo...

Hola Germán
Gracias por tu comentario. Creo que todos, en mayor o menor medida, estamos hechos un lío, cosa que de partida me parece positiva pues ya indica un principio de planteamiento alternativo.
Cuidate

JLMON dijo...

Hola Katy
Siempre aprendemos aunque no lo parezca, otra cosa es que lo interioricemos adecuadamente y, en consecuencia, progresemos.
Que esto se hunde no hay duda y que surgirá algo totalmente nuevo también es cierto, nos está tocando lo peor del parto.
Cuidate

Alice dijo...

¿Hablamos de tocar fondo, ir hacia lo más oscuro de uno mismo y del inconsciente colectivo, para resurgir nuevamente? ¿Es el mecanismo esperado? ¿Ser eyectados más allá de nuestras propias posibilidades?

Tal vez, romper la mecanicidad de todo lo esperable y creer aunque sea eso, creer utópicamente que la hemos trascendido, nos haga mirar hacia otras culturas, otras maneras de encarar la vida, otras realidades. Pedir ayuda, y salir de la depresión que genera la caída y la soberbia que habilita la mecanicidad, podría ser un punto de partida.

La realidad deja de serlo cuando no me propone nada diferente. Es una mentira del orgullo para invalidar mi proceso de creatividad.

¿Como nos cuesta mirar hacia un lado y hacia el otro y ver que es lo que sucede en otras realidades?

Tal vez debamos comenzar a interrogarnos más y a responder menos a lo que ya no tiene respuesta. Volver a las preguntas más existenciales que nos ayuden a replantearnos nuevas preguntas.

Los recorridos hacia la destrucción ya no tienen fuerza, son pancartas únicamente de los que aún quieren continuar dividiendo para no perder su reinado. No alimentemos su depresión y su falta de creatividad. Potencialicemos lo que hay y no trabajemos más con la falta.

CAMBIEMOS EL RUMBO POR FAVOR.

Gracias por permitirme pensar más allá de mí!!

JLMON dijo...

Alice
Gracias por tu extenso y brillante comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...