martes, 25 de noviembre de 2008

EDUCACIÓN YE-YE


EDUCACIÓN YE- YE
Venía escuchando en la radio a la Señora Ministra de Educación bajo el diluvio universal que nos está cayendo encima estos días. Ciertamente no hay nada nuevo bajo el sol, más bien nubes plomizas, granizadas y chaparrones.
Tengo que empezar admitiendo que entiendo perfectamente el papel que debe desempeñar la Señora Ministra ante la opinión pública, aunque una cosa es entender y otra muy distinta comprender. Entiendo los mecanismos de autodefensa intelectual y verbal, pero no acabo de comprender la complacencia salpicada de demagogia de que hacen gala todos los ministros de esta cartera.
Nos dice la Señora Ministra que, pese a todas las críticas que recibe cuando lo afirma, tenemos el mejor sistema educativo. Hace una breve pausa y luego apostilla: en toda la Historia de España.
Esa afirmación no es seria Señora Ministra, roza la demagogia. Tener el mejor sistema educativo de toda la historia del país en los últimos días del 2008 no es un logro, es una obligación por el sueldo que usted y todos los que le han precedido se han embolsado como funcionarios públicos. Por otro lado, seamos sinceros Señora Ministra, mejorar lo pasado en materia de educación en este país no era precisamente una tarea hercúlea. Es como aquello de que nacido un tuerto en el reino de los ciegos, el ministro de información afirmó: hoy vemos mejor que ayer. Y disculpen las personas invidentes por el ejemplo.
Pero no lejos de acabar con la dosis cotidiana de autocomplacencia, la Señora Ministra ha decidido darse hay un subidón. A la pregunta de la locutora: ¿Qué opina de nuestros resultados en Pisa? La Señora Ministra responde: Tenga usted en cuenta de dónde veníamos.
Esto ya me parece una montaña rusa más que un subidón Señora. Le recuerdo aquello de que para entender el pasado hay que partir del futuro. Aunque no sabemos exactamente a qué pasado se refiere porque anda que no han pasado años desde aquello.
El colofón no ha tenido desperdicio ante la respuesta dada a la pregunta final sobre qué necesita la educación en el futuro. Para empezar, la Señora Ministra se ha ido directamente a la ESO, ¡Ay! El subconsciente que malas pasadas te juega. Y para seguir, ya volvemos a lo de siempre: flexibilidad, sistema abierto, dar mayor imagen a la formación profesional…
Y es que no se quieren enterar, ye-ye
Que se trata de educar, ye-ye –ye
Y por mucho que insistan en burocracia
El asunto es comportarse con audacia
Porque este es un país ye-ye

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Habría que proponer esas estrofas como canción protesta en las marchas de las huelgas.
¡qué bueno!
Joaquim

Anónimo dijo...

La duda es si Pisa hubiera obtenido mejores resultados hace treinta años. Y considero que es duda más que razonable.
PL

Txioka Haur Ikastola dijo...

Hasta que no se valore como es debido la educación desde su comienzo (0-3 años, seguirá siendo muy dificil mejorar lo que desde un principio hemos empezado a deteriorar.

Anónimo dijo...

Txioka: totalmente de acuerdo. No sólo falta planteamiento psicopedagógico de fondo, sino carácter integral del mismo.

abilene dijo...

Una actitud complaciente, o una concepción paternalista sobre la educación, es el primer paso para el desastre
Aunque suene duro, el sistema educativo tiene que permitir diferenciar a los mejores de los menos buenos

Fultxo dijo...

Pero, atención pregunta. ¿Es verdad o mentira que tenemos mejor educación que hace 30 años? ¿Y que hace 10?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...