lunes, 31 de mayo de 2010

TANGUETO Y SAUNA FINLANDESA


El españolito medio está bastante saturado de esto que llaman “la crisis”, un algo que parece no tener fin, pese a los brotes verdes, los anuncios esperanzadores de “el año próximo” y todas esas perlas cultivadas que el gobierno va filtrando cada día en los medios afines. Saber, saber, sabe poco, más allá de la apatía, la incertidumbre y el miedo que lo invade todo. Pensar, pensar, quiere pensar poco, por si acaso llega a conclusiones desagradables. Hasta entonces, deja pasar la vida a su alrededor, algo más apretadito, un poco más preocupadito, poniendo cara de circunstancias cuando el tema emerge en alguna tertulia cervecera, maquina de café, banquito de parque público o parada de bus de los niños que ya llegan del school. En fin, es la vida, ya se sabe y a este mundo perro hemos venido a sufrir aunque más tarde nos espera la paz eterna, concepto que no se sabe muy bien qué tiene que ver con el placer desmedido, pero, ya se sabe, en la ambigüedad está el suspense.
Lo que el españolito medio no sabe y Mr. Zapatero tampoco se lo dice, es que estamos en una complicada encrucijada. Uno de esos momentos que un país, una sociedad, tiene que hacer frente tres o cuatro veces en su historia. ¿Seguro?
Sí, seguro.
¿Y qué nos jugamos?
Pues casi todo por no decir absolutamente todo. Todo lo que hemos conseguido y todo lo que aun podríamos conseguir juntos.
¿Pero, seguro?
Sí, totalmente seguro.
¿Y qué podemos hacer?
Pues tenemos dos opciones. Dos posibilidades de actuación que, para que se entienda rápido, podemos expresar como la “la sauna finlandesa” y “la milonga argentina”.
La opción de sauna finlandesa, como su propio nombre indica, consistiría en coger al reno por la cornamenta y tirar para adelante. En otras palabras, proceder a una dura e impopular política de ajustes y sacrifico que, a medio plazo, podría volver a situarnos en la senda del crecimiento. Finlandia ya lo hizo en los años noventa, después de un oscuro pasado centrado en la exportación de materias primas desde una posición geoestratégica deficiente. El gobierno finlandés lideró y lidera un proyecto sin complejos y en el que las contradicciones aparentes se convierten en oportunidades de progreso.
La alternativa de la milonga argentina consistiría en optar por la paciente espera, es decir, convertir el problema en una molestia y, en consecuencia, sufrirla indefinidamente hasta que algo o alguien nos saque del sueño, más bien pesadilla.
Hoy por hoy, parece que nuestra opción camina hacia los salones tanguetos, dramáticos y fatalistas, pero asumidos como un arte, el arte de la sufrida y callada supervivencia. El Prisionero de la Moncloa no parece tener intención de descubrir sus posibles cualidades como estratega. Pero, no piensen, pocas alternativas se nos ofrecen en el panorama político. ¿Se imaginan un gobierno con las Cospedales, Saenz de Santamaria, Arenas y, de postre, Don Mariano? En un país en el que Duran i Lleida se muestra como el súmmum de lo que debiera ser un político, las posibilidades de acabar todos bailando un tango, crecen por momentos.
Pero, ¿no hay otras alternativas?
Me temo que no, mon ami.
¿y qué hago yo este verano?
¡Pues largarse unos días a Benidorm hombre!
Pues sí, las vacaciones son las vacaciones, ¿no?
Por supuesto. Y de paso, conviene dejar de bailar los pajaritos y aprender unos pasitos de tango. Eso sí, con zapatos de Prada.

10 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Hola José Luis:

Pues habrá que ir a la sauna cuyanto antes porque si no nuestra vida va a ser un bolero de esos tristones que nos dicen aquello de espérame en el cielo.
La alternativa es pura pereza

Un abrazo

Josep Julián dijo...

Hola José Luis:
Pues con la cantidad de boludos que corren por nuestras aceras, lo de la sauna finlandesa como que no lo veo.
Ahora que las encuestas dicen que viene el PP y hasta con mayoría absoluta, sólo pensar en las voces atipladas de Rajoy (que me recuerda cantidad a la del general ferrolano) y de Montoro (a quien escuché poco antes de que fuera ministro en unas jornadas del IESE a las que tuvieron la amabilidad de invitarme en La Coruña) me produce un no-se-qué que me hace suspirar de nostalgia pensar que Duran i Lleida nunca llegue a ser Presidente del Gobierno y no por nada, sólo porque al menos tuviéramos un poco de sensatez instalada en el puente de mando.
Y además, a la sauna se va en pelotas lo cual no es compatible con las buenas costumbres tan arraigadas en nuestra patria.
Un abrazo.

Katy dijo...

No se si reirme o llorar, porque me has recordado aquello del veraneo de losd años 60 en la bañera de casa. Nos ha tocado en
2º y me temo que el españolito medio si que lo sabe, pero no tiene ni idea de como salir de este lio. Para están los economistas, o me temo que la milonga argentina será lo que bailemos por uns cuantos años más
Muy buen anális de la realidad pero no me consuela :(
Un abrazo y feliz semana

Astrid dijo...

Buen dilema nos presentas, Jose Luis!
El ejemplo finlandés no nos sirve. Ya sabes, está ahí lejos, muy arriba, hace mucho frio y además, como dice Josep, lo de la sauna no nos va nada. Pero es que además Finlandia es un país pequeño, manejable si me apuras, con un sistema educativo excelente, en el top ten de los rankings, y eso supongo que también ayuda a moldear una mentalidad práctica e innovativa. Vamos, que ya viene preparado de fábrica para sortear crisis y lo que haga falta.

En fin, es lo que hay...

JLMON dijo...

Hola Fernando
Sí, no hay otra, cuidate.

JLMON dijo...

Hola Josep
Mira que tienes chispa!
A mi el Duran i Lleida coste que me cae muy bien, pero con eso sólo.... Cuidate

JLMON dijo...

Hola Katy
Es lo que hay...
Nos tendremos que ir acostumbrando mina.
Cuidate

JLMON dijo...

Hola Astrid
Sí, viene así de fábrica, pero con todo, tiene su merito propio y no por ello inalcanzable.
Cuidate

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Jose Luis:
Decía un amigo (más o menos porque no me acuerdo bien de la cita, que es muy buena) que hay problemas que se solucionan "a" tiempo y hay problemas que se solucionan "con" el tiempo.
Nosotros hemos optado por la opción "con" que tiene mucho que ver con el "tango" que mencionas. No sé igual además de aprender bailes de salón hay que aprender un poco de gramática. ¿No te parece?
Un abrazo.

JLMON dijo...

Hola Javier
A punto de salir de viaje....
Sí, pero no me resigno ya que los problemas "con" primero son molestias, al menos para mi, y no encajo muy bien...
Cuidate

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...