miércoles, 19 de enero de 2011

TONTOS Y APALEADOS


Bancos y cajas, fundamentalmente estas últimas, han lanzado un globo sonda sugiriendo la posibilidad de que el gobierno se quede con la carga tóxica inmobiliaria que estos acumulan.
De partida, la idea debiera tener pocos posibilidades de convertirse en realidad aunque, a la vista de la corte de los milagros que presenciamos todo es posible. Sin embargo, existen numerosos argumentos en contra, fundamentalmente dos.
La opinión pública, aunque increíblemente paralizada, reaccionaría inmediatamente en contra de una medida que supondría no sólo la absolución de los pecados, sino también una recompensa por haberlos cometido. Los norteamericanos ya corearon aquello de “Bail out people. Not Banks” (saquen de apuros a la gente, no a los bancos) y aquí no íbamos a ser menos y, todo ello, en vísperas de una debacle electoral para un partido en el gobierno que actualmente aspira a no naufragar en municipales y autonómicas y quedarse así sin una estructura de base necesaria para una futura reconquista del poder central.
Por otro lado, asumir la carga inmobiliaria del sistema financiero, equivaldría a admitir la relatividad de la supuesta fortaleza del mismo con las graves consecuencias que inmediatamente se derivarían en el mercado de la deuda pública.
Cierto es que, como todo globo sonda que se precie, la propuesta es ambigua. ¿De qué se habla? ¿Suelos edificables, obra en curso o acabada? Quizás lo que tendría más posibilidades de prosperar fueran los suelos edificables. Al fin y al cabo, la obra acabada, acabada está y, tarde o temprano, deberá venderse aunque los precios de mercado no animen todavía a ello. Sin embargo, la cuestión es ¿para qué quiere el Estado miles de hectáreas con posibilidades? Olvídense de parques y zonas de recreo, ya acabó el Plan E (gracias a Santa María Goretti por tan preciado favor) y no están los tiempos para levantar estatuas y otros sucesos conmemorativos. Quizás podría emplearse en VPO, pero demasiadas alforjas me fía para tan corto viaje y, además, en tal caso, mejor quedarse con la obra acabada o en curso por aquello de la eficiencia y eficacia.
También cabe la posibilidad de convocar una magna concentración en la Plaza de Oriente y celebrar un mega Brainstorming con concurso de toda la ciudadanía, incluidos los sin papeles, por supuesto, con el fin de generar un buen puñado de ideas creativas al respecto. Bancos y cajas, en un gesto de responsabilidad social corporativa sin precedentes, podrían correr con los gastos de cocinar una mega tortilla, española, por supuesto y, de paso, entrar en el Guinness.
Alternativas creativas, haberlas, las hay. Por ejemplo, el Estado podría efectivamente quedarse con toda la obra acabada y montar una empresa pública dedicada al alquiler de casitas de veraneo para los guiris. Eso sí, habría que proceder a reacondicionar las viviendas, Podrían ponerse timbres en las puertas que, al pulsarlos, entonarán el que viva España, los cuernos de toro podrían servir de toalleros en los cuartos de baño, cuadros de bellas escenas costumbristas, una camiseta de la Roja y un traje de faralaes como regalo de bienvenida a los huéspedes y muebles, castellanos, por supuesto, quizás podrían aprovecharse los fondos retirados de los paradores nacionales, ahora que les está dando por abandonar ese look San Juan de la Cruz que tanto gustaba.
En fin, que no desfallezcan los sufridos consejeros de entidades financieras en sus empeños, San Sulpicio de Éfeso proveerá y, si no, siempre queda el recurso a aquello de “como nosotros nos vayamos a la mierda, vosotros detrás”.
De momento, creo que voy decidirme finalmente a montar una mercería – corsetería, genero de buena calidad, chino, pero bueno y , total, si la cosa pinta mal, se lo endoso al gobierno y allá se las componga.
Buenos días

10 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Pues en una de estas se sacaran de la manga en lugar del "siente un pobre en su mesa" a "ningún ciudadano/ciudadana sin piso en Torrevieja"

Pais¡¡¡¡

Un abrazo

Josep Julián dijo...

Hola JLMON:
A eso le llamo yo ayudar a generar confianza en el "sólido" sistema financiero español. Teniendo en cuenta el peso de la banca en el IBEX (cuya cotización al alza o a la baja incluye el "flavour" de las benéficas cajas de ahorro) una medida de ese calado sería "estupenda" porque haría caer tanto la cotización de la bolsa como subiría el diferencial del bono español.
No, si por probar a ver qué pasa, que no quede. Qué miedo me dan los señores de la banca.
Un abrazo.

Katy dijo...

Madre querida las posibilidades son infinitas. Que las saquen en concurso publico y se las den a los necesitados, hay miles de parejas jóvenes que las alquilarían o comprarían por un precio módico.
La idea de Fernando es otra versión de lo mismo.
Lo de la mercería igual es una buena idea, ahora que no se encuentra ninguna.
Un post ciertamente preocupante
Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Holo Jose Luis:
Pues yo montaré un sex shop. Por lo menos así le podemos dar un poco de alegría al cuerpo.
Por cierto, me acabo de hacer seguidor de tu blog. Mira por donde me he dado cuenta de que no estaba mi foto.
Imperdonable.
Un abrazo.

MaS dijo...

Jose Luis,
tú, da ideas... pues yo voy a montar una optica en ese pisito-pisazo que me van a dar...porque detecto que aquí hay mucho que no ve nada de nada, o sí?.
cuidemonos.M.

JLMON dijo...

Fernando
Pareces adivino a la vista de lo que maquina el GV...
Cuidate

JLMON dijo...

A una semana vista la cosa se aclara Josep...(es la ventaja de contestar tarde a los comentarios)...ahora vamos a nacionalizar....continuará...
cuidate

JLMON dijo...

Hola Katy
Si quieres admito socias, je-je

JLMON dijo...

Javier
Si quedamos de cauerdo podemos ponernos uno enfrente del otro y fundamos la alianza correspondiente, ja-ja, por lo menos no perdemos el humor
Cuidate

JLMON dijo...

Hola MaS
No si entre la sex-shop de Javier, la mercería y ahora la óptica ya tenemos casi casi un centro comercial....
Cuidate

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...