martes, 5 de junio de 2012

LA INTELIGENCIA DE LAS EMOCIONES




Vivir rindiéndose cada día
Pasar la vida lamentando la oportunidad perdida
Dejar escapar las horas, meses y años
El vacío es tu destino, tu maldición la cobardía

Estas palabras fueron entrelazadas una tarde de mayo en las últimas horas del día, cuando Barcelona se viste oro y grana para recibir a la noche tranquila. Dejamos pasar las horas allá arriba en el turó de la Rovira, esa humilde colina, refugio de recién llegados y  amantes despechados, cementerio del olvido. Habíamos llegado desde la carretera del Carmel, sin apenas saber ni cómo, ni por qué. Dejamos transcurrir las horas entre cigarro y cigarro, risas y sornas. Nos relatamos mil aventuras de niños, jóvenes y casi viejos. Por un momento, fuimos hermanos del recuerdo, la nostalgia y los sueños. Nos conjuramos contra el vacío y la cobardía. ¡Jamás rendición ante la vida! El tiempo es un enano que se crece cada día hasta llegar a ocultarnos la luz del mediodía. Apenas tuvimos oportunidades, más allá del esfuerzo, nuestros sueños y la vida. Nos declaramos almas vecinas, nunca gemelas, eso es una tontería.
Cuando la ciudad se vistió de noche, descendimos a la vida.

Hoy he pensado en ti Pepe, desde otra colina. Aunque hablamos con frecuencia, hoy es tu día.

En recuerdo de Josep Julián, Pepe para los amigos y Pepín para quien escribe. Un hombre que nunca entendió de emociones contenidas.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Hoy, un día especialmente melancólico, tus palabras me ponen una sonrisa, me traen añoranza y alguna lágrima.
Gracias por el homenaje, José Luis.
Un abrazo,
Itzi

JLMON dijo...

Gracias a ti Itzi por mantener vivo un espíritu que es un tesoro en estos días.
besos

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Preciosa reflexión, homenaje... recuerdo.
Hay personas que dejan una especial huella. Casi siempre se sabe desde el principio y sucede muy pocas veces.
Un fuerte abrazo.

JLMON dijo...

HOLA JAVI
Efectivamente, con Pepe se sabía desde el día anterior...
Cuidate

Fernando Lopez Fernandez dijo...

Maravilloso.

Hay personas que no necesitan estar en los libros de historia para que trasciendan en tu vida, y Josep fue uno de ellas.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Hola José Luis,
Muchísimas gracias por tus palabras.
Es un orgullo inmenso haber tenido la suerte de tener un hermano tan GRANDE y TAN QUERIDO. Te agradezco a ti y a todos los que habéis compartido con él su tiempo y su vida, todo el cariño mostrado. Como bien dices no entendía de emociones contenidas por eso se mostraba tal cual era y nos abrió los brazos de par en par para querer y dejarse querer a manos llenas. Un abrazo enorme.
Silvia

JLMON dijo...

Hola Fernando
Una de las cosas por las que debes seguir aquí
Un abrazo

JLMON dijo...

Hola Silvia
gracias que no las merecen...Pepe simepre va a estar ahí, a veces muy cerca, otras en segundo plano, pero siempre ahí.
Besos

MaS dijo...

Querido JLMON,
sabía que tronaría por su cumpleaños...
Ahora, trato de no contener más mis emociones. Grandísimo mensaje.
Gracias Josep Julián y gracias Jose Luis.
un sincero abrazo, M.

Paz dijo...

Precioso homenaje,
Hoy gracias a ti, José Luis, yo también he pensado en Pepe.
Yo no le conocía personalmente, era una lectora anónima de su blog. Nunca mantuvimos una conversación y a pesar de ello le siento cercano a mí.
Desde la admiración y el respeto que siento por Josep Julián me gustaría unirme a este homenaje.
Un fuerte abrazo

JLMON dijo...

Hola MaS
Hace tiempo que no sabía de ti, así que este comentario ya tiene su valor.
Pepe!
Qué más puedo decir.
Cuidate

JLMON dijo...

Hola Paz
Gracias por pasar y por tu comentario.
Pepe era de esas personas que conoces de toda la vida aunque no le hubieras visto nunca.
Te hubiera gustado, seguro!
Cuidate

Astrid Moix dijo...

Yo también he pensado mucho en él estos días y tus palabras me han emocionado. De nuevo.

Un abrazo,

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...