martes, 28 de septiembre de 2010

AMBICIÓN INNOVADORA


Las empresas poseen una “memoria institucional” que encierra su alma y describe lo que han sido y son. Esta memoria no es exclusiva sino que convive con otros dos niveles superiores de ADN: memoria sectorial y memoria global.
La Memoria Global es aquella que posee las características, modos y maneras del conjunto de organizaciones, grandes o pequeñas, que se dedican a una actividad económica. Una factoría de vehículos y una mercería no tienen mucho en común, pero si coinciden en una serie de rasgos que les emplazan en un sistema global, el capitalismo de mercado en cualquiera de sus formas.
La Memoria Sectorial, como es fácil deducir, es aquella que contiene los rasgos característicos de todas las organizaciones que se ubican en un mismo sector de actividad. Toyota y Audi pueden tener sus diferencias específicas, pero participan de la Memoria Global junto a Apple o Unilever y coinciden además en una serie de rasgos comunes en su Memoria Sectorial.
Finalmente, la Memoria Institucional es aquella que diferencia a una empresa de todas las demás, sin importar el tamaño o la actividad. Comparte con otras rasgos sectoriales y con todas rasgos globales, pero posee un ADN específico y diferenciador.
Estas memorias no se han creado de la nada y, menos aún, se han generado globalmente para ir calando sectorial e institucionalmente. Muy al contrario, han tenido su origen en procesos creativos e innovadores a nivel individual que, una vez han demostrado su eficacia, se contagian al nivel sectorial y finalmente alcanzan la Memoria Global. Toyota demostro que su concepto just in time era eficaz en sus plantas, pronto se reprodujo en otras empresas del sector y, finalmente, multitud de empresas que nada tenían que ver con la automoción decidieron integrarlo en sus sistemas.
Todo lo dicho parece evidente a la vista de las pruebas empíricas que lo corroboran una y otra vez. De hecho, el principio que se podría extraer es también evidente: toda organización está capacitada para desarrollar nuevas ideas y estrategias que si tienen éxito, podrán incorporarse a la memoria de su sector o incluso a la Memoria Global.
Podría pensarse que esta posibilidad sólo está al alcance de las grandes corporaciones, pero, una vez más, la historia demuestra que, casi siempre, acostumbran a ser las menos indicadas para protagonizar estas revoluciones. Apple, McDonalds, Dell, Ikea, Zara, la lista podría ser interminable. Todas ellas comenzaron siendo pequeñas organizaciones.
En una palabra, cualquier organización “puede”, pocas llegan a ser las protagonistas de la creación de una futura memoria sectorial o incluso global. Pero la posibilidad existe y sólo hace falta tener fe en las capacidades de la organización y mostrar ambición, ambición innovadora.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Me "mola" esto de las memorias y además creo que no sólo hay que tener fe en las capacidades organizativas sino también intentar "romper", en cierta medida, con la cultura organizacional que en muchos casos pesa más de lo que toca y "ata de manos" la creatividad y la innovación organizacional.

saludos
PUMA

Katy dijo...

Una entrada muy optimista para la crisis que sin dudad está viviendo el país. Claro que se puede, siempre se puede, pero no basta querer, hacen falta que coincidan muchas otras circuntancias además de la voluntad. Un buen equipo, creatividad, capacidad de innovación y dinero. Que al fin y al cabo es que mueve todo, nos guste o no aceptarlo. Igual estoy en babia :)
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola José Luis:

Oye pues me ha gustado esto de las memorias. Bastante clarificador sobre como son las organizaciones. Eso es lo que yo llamo pensamiento innovador.

Un abrazo

Fernando Valenzuela dijo...

Hola saludos desde Chile muy interesante este articulo , en realidad es optimista y creativo.

SALU2

http://docenteayuda.blogspot.com/

Josep Julián dijo...

Hola JLMON:
Veo que los anónimos han regresado. Discrepo un poco con algunos comentaristas, no es que sea una visión optimista sino que parte de supuestos demostrables. Ay, si se supiera cómo empezó McDonald's.
Un abrazo.

JLMON dijo...

Hola Puma
Me alegra tu visita y aunque hay quien dice que eres anonimo, para nada, anda que no estas fichado!!!
Cuidate

JLMON dijo...

Hola Katy
No, no creas, no es optimista es pura realidad y además lo del dinero no es condición exclusiva ni mucho menos, más bien al reves.
Cuidate

JLMON dijo...

Gracias Fernando
Lo malo es que muchas las tienen pero ni se enteran!!!!

JLMON dijo...

Hola Fernando desde Chile
Gracias por tu visita, ti blog es bueno!!!

JLMON dijo...

Hola Josep
Que no es anonimo, lo que ocurre es que tiene esas manias el chaval!
Efectivamente, de money lo que se dice money, poco han tenido los revolucionarios.
Cuidate

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Jose Luis:
Pues tienes mucha razón. Me has hecho pensar. No se me había ocurrido esta forma de ver las organizaciones.
Creo además que tirando de este hilo, hay mucho bacalao que cortar.
No sé si le has dado más vueltas, pero aquí tienes un fiel seguidor.
Un abrazo.

Alberto Barbero dijo...

Aprendiendo y cubriendo mis vacíos de conocimiento:

¿Que Apple, McDonalds, Dell, Ikea, Zara empezaron siendo pequeñas? Esto me gustaría contárselo a alguna pyme... y encima Pepe incentiva más la curiosidad con lo de McDonalds...

¿Dónde me puedo documentar un poco más sobre éstos casos?

Gracias!

JLMON dijo...

Hola Javier
Me alegro haberte dado otro punto de vista. Es un tema muy interesante y un punto de partida importante para cualquier empresa, retratarse!
Cuidate

JLMON dijo...

Alberto
Bibliografia concreta un poco difícil lo veo porque son casos de "historia empresarial" muy citados, así que lo más rápido es una wiki, pero te puedo asegurar que es así tal como dice Josep...
McDnalds eran dos hermanos con un puestecillo de comida que después Krock rediseño en lo que ahora es.
Ikea ni te cuento y así sucesivamente.
Es un hecho: todos tenemos las mismas capacidades.Cuidate

MaS dijo...

Pues yo, como el no-anónimo...mola!!!
Además no vale medir las grandes memorias por los grandes letreros...si paramos un momento todos conocemos grandes memorias en pequeñas organizaciones, que tal vez continuen siendo fisicamente pequeñas pero cada vez son más grandes y con más conocimiento que compartir!!!
un abrazo, M.

JLMON dijo...

HOLA MaS
Totalmente de cauerdo, aquí el tamaño es lo que menos importa aunque, en ocasiones, el pequeño no se lo crea.
Abracetes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...