jueves, 16 de mayo de 2013

AVANZAR EN RRHH




Si cada persona es un mundo, qué podríamos decir de una organización que no sólo reúne a un buen número de ellos sino que además les pide lo mejor de sí mismas y de su capacidad para relacionarse con otros, colaborar, cooperar, intercambiar y, en definitiva, convivir.
Dicho esto, resulta difícil aconsejar, recomendar o presentar condiciones para considerarse esto o lo otro. Lo que resulta bueno para una empresa de veinte trabajadores, no resulta en una de tres mil. Aquello que puede ser idóneo para una empresa del sector logístico con cinco trabajadores, resulta erróneo para una empresa con las mismas personas, pero del sector pecuario. Si cada persona es un mundo, cada empresa lo son tantos como personas reúna.
En cualquier caso, no resulta imposible establecer una serie de condiciones mínimas o indicadores, si lo prefieren que permitan confirmar si una empresa está avanzando de forma adecuada en lo que a la gestión de las personas se refiere.

1.     PROACTIVIDAD
Las personas están preparadas para aprovechar todas aquellas oportunidades que brinde el entorno con el que la empresa interactúa.

2.     PREACTIVIDAD
Las personas están preparadas para detectar todos aquellos problemas que surjan cuando aún pueden convertirse en oportunidades.

3.     LIDERAZGO COMPARTIDO
La empresa fomenta espacios de autonomía y responsabilidad compartida que posibilitan la cogeneración de valor.

4.     REDES DE CONOCIMIENTO
Las personas utilizan con normalidad las herramientas 2.0 como estrategia para potenciar los flujos de conocimiento, interflujos creativos y todas aquellas situaciones que deriven en generación de valor sostenido.

5.     METODOLOGÍA CORPORATIVA
La organización cuenta con una metodología corporativa estandarizada para el trabajo de equipos multidisciplinares en situaciones de gestión del cambio.

6.     DESEMPEÑO y RECONOCIMIENTO
La organización potencia las estrategias encaminadas a reforzar el trinomio salarios- desempeño – productividad.

7.     FORMACIÓN INTEGRAL
La organización despliega estrategias de formación que permitan no sólo una mejora de la capacitación especifica sino también fundamentalmente un cuerpo de habilidades corporativas reconocidas que permitan hablar del “talento de la organización”.

8.     COMUNICACIÓN, COMUNICACIÓN, COMUNICACIÓN
La organización valora la comunicación como una de las estrategias básicas para conseguir la cohesión e identificación de las personas con un proyecto común y compartido, esforzándose por alinear lo que se dice con lo que se hace.

9.     SELECCIÓN INTELIGENTE
La organización avanza en los procesos de selección directa, valorando la potencialidad de las personas para integrarse en el “talento de la organización” como agentes activos además de las acreditaciones externas que presenten.

10. PERSONAS
La organización demuestra más allá de los aspectos estrictamente declarativos que las personas son su principal valor y su estrategia para la generación de valor de forma sostenida. 

2 comentarios:

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

¿Condiciones mínimas?
Dios mío, como lean este artículo algunos directivos que conozco, van a salir corriendo :)
Un abrazo.

Jose Luis Montero dijo...

Hola Javi
Bueno, esto es como los mandamientos, ya sabes...
Un abrazo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...