martes, 27 de abril de 2010

MORITOS, RUMANOS, NEGRITOS Y DEMAS FAMILIA


Esta mañana, mientras sobrevivía a una fragancia pegajosamente asquerosa que portaba la ejecutiva agresiva con aires de maripili que ocupaba el asiento contiguo al mío en el vuelo a Madrid, me leía el diario y, entre otras cosas, me llamaba la atención la movida del velo y los reglamentos internos de centro, pero más aún el panfleto incendiario del alcalde catalán del PP alertando de la intima relación entre la inseguridad ciudadana y la población inmigrante, con especial énfasis hacia los rumanos.
¿Qué quieren que les diga En estos temas, la cosa está menos clara que un huevo de corral. No llegamos a la hipocresía puritana de las altas clases de la Costa Este de USA, pero casi, casi.
¿Quién no ha sentido cierta sensación de rechazo a la vista de ciudadanos rumanos pidiendo en nuestras calles o deambulando sospechosamente por las estaciones de metro? Ya, por supuesto que hay ciudadanos rumanos honradísimos, pero, al grano, ¿Han tenido esa sensación? Pues eso.
Permítanme encabronarles un poco más…
Y cuándo les sirve la mesa un sudamericano en un restaurante patrio, ¿quién no se ha lamentado de los tiempos en que el servicio era atendido por nacionales menos hoscos y mal encarados? Sí, hombre, ya, ya se, también hay cada españolito… y hasta sudamericanos educados, alegres y eficaces. Pero, déjense de demagogias…¿Lo han pensado alguna vez? Pues eso.
Y cuando les cuentan que un morito ha armado la de Dios es Cristo en un centro escolar porque a su hijo se le ha servido en el comedor lomo con pimientos a la riojana, ¿quién no ha pensado a aquello de “si no les gusta ya saben por dónde se vuelve a África? Ya, ya, la diversidad es un valor y la tolerancia otro, pero, dejémonos de bobadas, ¿lo han pensado o no? Pues eso.
Y con esto del velo, qué me dicen…
Cambiando de tercio, ¿se han dado cuenta de cómo influye la distancia en este tema? Me explico. Mientras veamos a los negritos en África, a los rumanos vendiendo ristras de ajos en Transilvania y a los moritos correteando en una polvorienta pista del desierto, no hay problema, incluso hasta nos enternecemos. Pero, cuando la distancia de escape se acorta, el asunto se pone jodioo.
Y es que, racistas, lo que se dice racistas, no somos, pero clasistas la leche. Perdonen, pero el comandante anuncia que estamos iniciando la maniobra de aproximación a Barajas.

10 comentarios:

echar un remiendu dijo...

Y si nos alegramos porque la lucha de clases haya cesado en USA y por fin un negro sea presidente, si nos alegramos porque las mujeres cada vez ocupan más cargos de relevancia en este país, si nos alegramos por la ley de dependencia... ¿no es que en todo esto sentimos un poco de amenaza porque los que hasta ahora "parecían no tener acceso a determinadas cosas" nos quiten de nuestro cómodo sitio? No sé, es un tema complicado

JLMON dijo...

Hola Irene
Sí, estoy contigo en que es un tema de miedos, temores e incertidumbre hacia "lo diferente", es parte de nuestra genética y de nuestros origenes más remotos.
Cuidate

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Jose Luis:
Voy a decir una tontería, pero la digo: Pues resulta que van unos, los de las hipotecas basura y sus amigos, y nos hacen un 7. Es decir, hacen todo lo posible para que todo el parné se concentre en en Norte y si es en sus manos, mejor que mejor. Los del Sur, que quisieran tener la "mala" costumbre de comer todos los días pero no pueden porque allí n el Sur no queda ná de ná, se vienen "pacá" porque "allá" no hemos dejado ni la basura. Y ahora que están "acá" nos azuzan a nosotros (los de las h. basura), para que nos cabreemos y les mandemos de vuelta al desierto.
Hagamos lo que hagamos "ellos" siempre ganan.
Un abrazo.

Katy dijo...

Hola JL, el tema es muy complicado. Porque al hablar de honradez pueden serlo tanto más que nosotros. Pero si abren la puerta a la inmigración sin papeles y no hay trabajo para los de aqui, la cosa se pone fea. Ellos tiene que comer como nosotros todos los dias... y si no hay pues se roba o se hace lo que sea. Yo si mis hijos no tienen nada que llevarse a la boca creo lo haría también. Por otra parte hacen los trabajos que ninguno de nosotros quiere porque somos muy señoritos.
Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola José Luis:

Clasismo puro y duro. Somos racistas selectivos que generalmente depende de como veamos los posibles del otro (pero para eso no hace falta ser rumano ni nada, es cuestion de apariencias) UN buen tema para discutir. El día que tengamos un presidente Moro, ecuatoriano, rumano, o recien llegado de Taipei etc...empezaré a creerme que no somos ni racistas ni clasistas. Cuidado que has dicho moro y negrito en lugar de hombre de color y magrebí. Lo mismo te denuncian algun soplagaitas
Un abrazo

Josep Julián dijo...

Hola JLMON:
Todo eso que dices lo hemos pensado todos con más o menos intensidad. Personalmente, lo de los camareros foráneos lo llevo mejor, pero salvo este matiz, alguna vez se me ha pasado por la cabeza pensamientos similares.
La cuestión es doble: por una parte, ese caracter latino tan nuestro y maximalista y por otra, ese debate entre integración y respeto "a lo nuestro" que convoca invariablemente al ángel y demonio que llavamos dentro.
Por otra parte, y siempre que se tratan esos temas, me viene a la memoria cómo fuimos tratados los emigrantes españoles y, en lineas generales, en todos los países a donde fuimos a parar se ha dado el caso de que hay presidentes, diputados, empresarios explotadores y de los otros, etc. de origen patrio.
¿Llegaremos a ver eso en este país?
No sé, no sé.
Un abrazo.

JLMON dijo...

Hola Javier
Pues de tonteria nada, has sintetizado perfectamente el problema de fondo y, además, con el suficiente ingenio para quitar hierro al tema.
Gracias por la visita

JLMON dijo...

Hola Katy
Efectivamente, es complejo, pero por eso hay que evitar caer en la demagogia y la hipocresia.
Cuidate

JLMON dijo...

Hola Fernando
Sí hay que andarse con cuidado con las palabras que, hoy por hoy, es de las pocas cosas que manejamos.
Cuidate

JLMON dijo...

Pepe
Yo tampoco lo tengo muy claro, todavía andamos con el tema de los vascos, los catalanes, etcetera...como para pensar más allá...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...