jueves, 22 de abril de 2010

PERSONAS, OF COURSE


Ayer asistía a una reunión de trabajo con un cliente con el que estamos desarrollando un proyecto corporativo de largo alcance que considero “revolucionario” en estas latitudes cuando tuve una metedura de pata hasta el más profundo de los fondos abisales. Con todo, fue un error de esos que producen placer inesperado.
Estaba estableciendo el input inicial de la corporación, esto es, una foto inicial de su estructura organizativa, cuando pronuncie eso de “el área de Recursos Humanos”…
La persona a cargo del área me corrigió amablemente, indicándome que tal área no existía y que, quizás, me refería a PERSONAS y DESARROLLO. ¡Tierra, trágame!
En estos casos, pueden ocurrir dos cosas:
A) Nos encontramos ante un caso de postmodernidad empresarial semántica, caracterizada por el uso indiscriminado de términos anglosajones que, en muchas ocasiones, ni el que los utiliza sabe qué coño está diciendo. Llamar a los objetivos targets, a los comunicados flyers , a los vendedores agentes de transferencia y a la señora de la limpieza responsable de sostenibilidad ambiental localizada.
B) Puede ser que asistamos a un auténtico esfuerzo de recreación que, entre otras muchas cosas, supone hablar de LA ORGANIZACIÓN y de LAS PERSONAS.
En este caso concreto, puedo asegurar que se trata de la segunda de las opciones. Un intento real y sincero, impulsado desde las esferas directivas, de convertir a “la organización” en un red viva de conocimiento dirigida al emprendimiento total como fuente de auténtico valor. Como decía, un caso extraño, pero alentador, en estas latitudes y, más aún, en los oscuros tiempos que corren para la mudanza.
Para más señas, hablamos de CAPSA.

10 comentarios:

Katy dijo...

No mete la pata quien quiere si no quien puede, aplicando un conocido refrán a la semántica moderna. Nadie tiewne un control absoluto sobre el lenguaje lo suficiente cómo para tener alguna que otra expresión desafortunda. Ocurrió pues nada genial. estamos muy influenciados todos por la globalización :)
Un abrazo

JLMON dijo...

Sí, tienes toda la razón Katy
Cuidate

Fernando López Fernández dijo...

Hola José Luis:
Aparte de que me sigue encantando en el fondo y en la forma en la que escribes la entrada de hoy abre un camino a la esperanza.

Un abrazo y enhorabuena por CAPSA

JLMON dijo...

Hola Fernando
Siempre es un placer tenerte por estos lugares, gracias.
Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Jose Luis:
Con ese comienzo pensaba que iba a ser peor.
Yo creo que está bien hablar de rr.hh., luego siempre se puede matizar qué dirección sigue cada uno, ¿no? Tengamos en cuenta que lo moderno hasta hace 4 días era hablar de rr.hh. Todo leíamos ávidamente CAPITAL HUMANO y no rechinaba el título. Ahora todo el mundo pide a gritos que lo cambien.
En fin. Modas que pasan.
Buen fin de semana.

JLMON dijo...

Hola Javier
Pues sí, al fin y al cabo, son palabras, aunque también es cierto que es un área que más que asumir muchas nuevas competencias, se está constituyendo como pilar y ese ya es un cambio que puede hacerse merecedor de una n ueva denominación.
Cuidate

Alberto Barbero dijo...

¡Me muero de envidia! Esto es como haber encontrado el Santo Grial (aunque me imagino que no será oro todo lo que reluce).

Voy a tuitearlo inmediatamente... porque creo que los demás andan como yo: intentando fundamentar la esperanza de que viene un cambio que puede situar a la persona como valor central (pero casi me da vergüenza decirlo al tener la sensación de que me chorrea el agua bautismal de la inocencia por pensar que este cambio puede estar teniendo lugar).

JLMON dijo...

Hola Alberto
Gracias por tu visita y tu comentario. Sí, hay indicios claros así que podemos felicitarnos.
Cuidate

Josep Julián dijo...

Intento prometedor el de CAPSA, que habrá que ver si responde a la expectativa generada. De momento, veámoslo con esperanza.
Un abrazo.

JLMON dijo...

Hola Josep
Seguro que va a salir adelante.
Un abrazo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...