jueves, 17 de junio de 2010

LA RED SERENDIPITY


Cada uno tiene sus palabras mágicas, aquellas que en un momento de su vida le cautivaron y las hizo suyas. No hablo de expresiones o latiguillos que acostumbramos a utilizar inconscientemente de forma reiterada, sino de aquellas palabras que uno guarda para sí mismo en sus conversaciones interiores.
En mi caso, SERENDIPITY es, no sólo una de mis palabras mágicas, sino también mi preferida. Y me gusta utilizarla en su lengua original, lejos de la desgarbada y forzada traducción al español que me recuerda a extraña dolencia de poeta acabado: serendipia.
Serendipity, neologismo construido por Walpole en 1754 a partir de un cuento persa contemporáneo, significa casualidad, coincidencia, descubrimiento o hallazgo inesperado, como ustedes prefieran.
Serendipity, pese a su aparente carácter accidental, no está presente en el vocabulario interior de todo hijo de vecino. De hecho, sus significados atemorizan a la gran mayoría de los mortales. Sin embargo, serendipity es consustancial al emprendedor, entendido este como aquel capaz de detectar problemas y convertirlos en oportunidades de futuro mediante la articulación de estrategias para su solución.
El emprendedor es creativo por naturaleza y, en consecuencia, agente activo de cambio. La creatividad apenas encierra azar, pero lo compensa con una imperiosa necesidad de progresar. Esa necesidad conduce a situaciones en las que el descubrimiento se camufla en casualidad, pero tan sólo en apariencia con el fin de conservar el grado de incertidumbre y ambición que debe reunir el futuro.
En mi vida ha habido muchos serendipity, quizás hasta demasiados. Pero estoy convencido de que se han debido más a mi instinto de búsqueda continua que a la pura y simple casualidad.
La Red como contexto de intercambio y colaboración en la generación de conocimiento puede parecer tejida por la casualidad o el descubrimiento accidental, pero es tan sólo una apariencia engañosa. Existe una serendipity calculada que permite y obliga a no referirse a la red sino a las REDES autónomas que, a su vez, tienen posibilidad de comunicarse si las circunstancias casualmente lo exigen. Esa es la auténtica grandeza de eso que llamamos la Red, una estructura con una capacidad de multiplicación y futuro difícilmente calculable. Si yo no aporto y tú tampoco, no creo que volvamos a encontrarnos en el laberinto. Pero si tú coleccionas palabras mágicas como serendipity, ten por seguro que nos encontraremos, de hecho ya estamos conectados.
PD
Este post está dedicado a mi buen amigo Alberto Barbero

16 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Hola josé Luis:

Me gusta eso de que si no compartes no volveremos a encontarnos. La red es eso Serendipity, Casualidad o hallazago inesperado, pero buscado.
Alberto hizo una exposición perfecta en su artículo.

Un abrazo

JLMON dijo...

Hola Fernando
Somos serendipity total tú y yo.
Un abrazo

MaS dijo...

Serendipity JLMON,
nada, ni nadie, es hallazgo valioso hasta que el que lo posee,ese afortunado que se ha topado con tal maravilla, comparte al mundo su valor, reconce lo valioso de su encuentro, de su descubrimiento.
Así las cosas, encuentros sí hay muchos pero serendipias (serendipitys, sir..) no tantas.

pd. ...y no tenemos abuela.
un saludo, M.

JLMON dijo...

HOLA MaS
Palabras sabias...
Cuidate

Katy dijo...

Bello post para reflexionar sobre nuestras palabras mágicas como esta tuya que tanbien recoge sentimientos y verdades de cada uno.La mia es "Encuentro" no fortuito ni casual. Las cosas suceden por un porqué,y "cuando el discipulo esta preparado aparece el maestro"
"Si yo no aporto y tú tampoco, no creo que volvamos a encontrarnos en el laberinto"
No dar sino darse...
Un abrazo

JLMON dijo...

Hola Katy
También es una palabra mágica "encuentro" con mucha profundidad y condicionantes para que sea efectivamente mágica.
Cuidate y que sigamos encontrándonos

Josep Julián dijo...

Pues a mí este palabro me lo regaló nuestro común amigo Javier Rodríguez y mira que le he quedado agradecido. Ahora veo la importancia que tiene para ti y además evocas a nuestro común Alberto. Jolines con esto de la red de redes, ahora sí que puede decirse que este mundo es un pañuelo.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Jose Luis:
Sí, lo que dice Josep es cierto.
No me puedo resistir el compartir contigo el video que se resolverá todas las dudas sobre eso de la serendipia (en castellano).

http://www.youtube.com/watch?v=AZ9PNK3AEN4

Un abrazo.

JLMON dijo...

Es que Javier tiene muy buen gusto amigo Josep
Esta vez no hay anonimos así que no te pueden "incitar".
Un abrazo

JLMON dijo...

Javier
Qué grande es el Wyoming!!!
Ves como no todo es accidental en la red, fijate tres serendipities en un plis- plas
Cuidate

Astrid dijo...

Es una palabra muy sonora que descubrí no hace mucho a raiz de un blog con ese nombre que sigo de vez en cuando. No sabía que era de origen persa.
Me ha gustado la traslación que haces a la red. Aunque en ese caso, lo que empieza como una casualidad, acaba siendo hábito, como son los encuentros en este blog.
Por cierto, el video de Wyoming que propone Javier, no tiene desperdicio!
Abrazos a tod@s!

JLMON dijo...

Hola Astrid, gracias por pasar. Casualidad o no, estamos muy a gusto, no? Pues eso
Cuidate

Alberto Barbero dijo...

Buff, José Luis, estos días estoy llegando a todo con la lengua fuera... ¡muchas gracias por tu consideración!

Rescato ésto de mis notas:

EN EL REINO DE SERENDIP (Una fábula persa)
Érase una vez un reino exótico y oriental llamado Serendip (probablemente la actual Sri Lanka) donde vivían tres príncipes, dotados del don del descubrimiento fortuito.
Cuenta la fábula que estos tres personajes encontraban, sin buscarla, la respuesta a los problemas que presentaba su reino; y que, gracias a su espíritu despierto y capacidad de observación, descubrían accidentalmente la solución a complicados dilemas.

Una práctica que algunos han desarrollado a partir de esta idea es tener un "Diario de la Serendipia", que consiste en utilizar y mantener un diario personal en el que ir anotando ideas que resuelvan problemas que me surgen y oportunidades que se me presentan para ir conectando ideas que resuelvan necesidades reales.

JLMON dijo...

Hola Alberto
Pues me parece una idea estupenda, igual me animo!
Cuidate y no te stresses

Maribel dijo...

Bueno, pues quizá será serendipity el haberte encontrado. Y quizá el haberlo hecho tenga algún significado. En cualquier caso, me alegra haberlo hecho.
Que tengas una preciosa semana :)

JLMON dijo...

Gracias por tu visita Maribel, siempre bienvenida.
Cuidate

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...