martes, 27 de septiembre de 2011

¡ES LA ECONOMÍA IMBECIL!


¡Es la economía imbécil! Así de rápido y sencillo le explicó Bill Clinton a G. Bush padre por qué y cómo iba a ganar las elecciones presidenciales . Lapidaria y expresiva, soberbia pero no menos cierta, por ello aún la recordamos con un regusto acido. El ciudadano votante puede ser sensible a muchas cosas, pero, al final, su situación económica es lo que realmente pesa a la hora de depositar su papeleta. Evidentemente, los políticos se empeñan, una y otra vez, en demostrarnos que la política es lo que mueve el mundo, pero nada más lejos de la realidad. Hoy por hoy, la política es esa ilusión de control que permite apaciguar a aquellos que apenas cuentan algo en este extraño mundo que nos ha tocado vivir.
La Gran Recesión o como quiera que llamemos a estos tiempos, comenzó adoptando la forma de crisis financiera cuando en realidad era una vuelta de tuerca excesiva por parte de Los Otros que, sin embargo, pronto controlaron convirtiéndola primero en crisis económica global para acabar derivando en una crisis política declarada. Pero, por si esto fuera poco, resucitaron la vieja figura de la Mano Invisible en forma de Mercados, convirtiéndola en juez apocalíptico que descendía de los cielos para ajustar las cuentas a gobiernos, ciudadanos y países díscolos que se habían atrevido a consagrar la excelencia de la prosperidad global. Los Mercados constituyen un mundo paralelo, pero no por ello menos real. Un mundo aparentemente abierto, pero inteligentemente estratificado de forma tal que resulte prácticamente imposible vislumbrar a quien se encuentra en la cumbre. Los “tiburones financieros” constituyen la última frontera visible. Tras ellos, oscuridad y anonimato.
No estamos pagando los excesos de Los Otros, rara vez cometen errores. Expiamos los pecados de la pléyade de banqueros, políticos y gentes convenientemente acomodadas que se creyeron dueños de su propio destino. Todos somos conscientes de lo que nos espera aunque no seamos capaces de adivinar cómo se manifestará. Ya no hablamos de movimientos cíclicos, apalancamientos y resurrecciones. La realidad nos ha superado. Sabemos que algún día la tormenta amainará porque siempre lo ha hecho, hasta en tiempos de Noé. Pero, mientras tanto, Los Otros han encontrado la virtud en el caos. Ellos también son conscientes de que algún día volverá a brillar el sol, pero no pueden por ello dejar de ser un poco más poderosos. La primera apuesta está hecha. Esta vez no es una moneda nacional. Se trata de todo un continente que, por suerte o por desgracia, siempre ha sido el laboratorio del futuro. No es ni Grecia, ni Portugal, Italia o España, los Alpes ni los Apeninos. Una vez más, dejan que alemanes y franceses se crean los dueños de la taberna, cuando, en realidad, no pasan de melodramáticos actores de tercera. La apuesta es arriesgada, pero qué sería del mundo de Los Otros sin riesgo.
Son conscientes de que el envite puede volver a descontrolarse. Dudan que la reacción se manifieste en forma de ausencia total de inteligencia. Europa ha cubierto su cupo de conflictos generales al menos hasta el próximo siglo. Quizás puedan producirse movimientos sociales radicalizados que deriven en amagos revolucionarios, pero nunca llegarán a los excesos del pasado. Los ricos no son tan ricos, pero los pobres del pasado ya han probado la droga de la prosperidad y eso es algo que no se olvida. En definitiva, es un riesgo controlado y, en consecuencia, asumible por lo que difícilmente habrá marcha atrás.
¡Es el ultra capitalismo financiero, imbécil!

5 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Hola José Luis:

Así es, el riesgo a un cambio radical está controlado por lo que apuntas. "los pobres del pasado ya han probado la droga". Muy clarificador.
Un abrzo

JLMON dijo...

Hola Fernando
Efectivamente...Y ya sabes que quien prueba, repite o, al menos, lo desea.
Cuidate

Yandros dijo...

Hola Jose Luis:
He llegado por casualidad, visitando el blog de Josep Julian he visto esta entrada y me he puesto a leer. He leido las dos anteriores y simplemente tengo que decir que me ha encantado esta forma de retratar la sociedad y de retrotraerte a tiempos pasados, dando pequeñas pinceladas de historia, que es como mejor se puede aprender algo de este tumultuoso presente...
Espero poder aprender mucho viajando accidentalmente por aquí.
Un saludo

JLMON dijo...

Hola Fernando
Ya sabes que una vez que pruebas....
Cuidate

JLMON dijo...

Hola Yandros gracias por tu visita y comentario
Un saludo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...