sábado, 1 de octubre de 2011

CANDIDATO RUBALCABA


No se qué me sume más en la tristeza…el silencio fatalista del PP o la vocinglería esperpéntica del “Candidato Rubalcaba”.
Acabo de escuchar que el “candidato Rubalcaba” propone un impuesto para el tabaco y las bebidas alcohólicas. ¡Ya basta! ¿Eso es todo lo que se les ocurre a la pléyade de colegas que le acompañan? Primero lo de los bancos, después lo del patrimonio, al final propondrá cobrar un impuesto a los linces por conejo cazado. Señor “candidato Rubalcaba”: ¡Váyase a casa! Y de paso invite a merendar a Pepiño y compañía, seguro que Zapatero invita a los bollos.
No voy a abundar en la especie política que padecemos. Todos conocemos perfectamente el perfil medio. Pero debiéramos preguntarnos, entre otras muchas cosas, cómo hemos llegado a esto…
Debiéramos preguntarnos si la ingente cantidad de padrenuestros por la paz que debimos entonar en los primeros cinco años tras el óbito de Franco no han contribuido a cimentar una estructura política basada en la IMPUNIDAD. Mucho y gordo tienes que haber hecho para acabar delante de un tribunal. Terrible tiene que ser la que has metido para acabar finalmente en un centro penitenciario. Metemos a los chorizos entre rejas por un quítame estas pajas, pero ¿quién se va a responsabilizar del costo que va a suponer el saneamiento de las cajas? ¿Quién se responsabiliza del chiringuito de la CAM? Creo recordar que el decreto de 27 de agosto de 1977 liberalizaba las cajas, pero, a cambio, permitía a los partidos meter las orejas en su gestión. ¿Y ahora? Pues si me llamo andanas, no me acuerdo. Prima el sentido de clan como método de supervivencia, hoy por ti, mañana por mi. ¿Recuerdan Banca Catalana? Pues por si no se acuerdan, la broma de Jordi Pujol nos costó a los españoles de más allá de San Andrés la tontería de 100. 000 millones de pesetas de la época. Al final, pelillos a la mar, “el honorable” exonerado por falta de pruebas. ¿Recuerdan el escándalo de las tragaperras en el País Vasco? ¡Txorizitos a la sidra! ¿Qué me dicen de Rumasa en su primera versión? ¡Anda que no se rió ni nada el abejorro cuando se enteró de que le habían nacionalizado el chiringuito! La jugada le salió redonda.
¿Qué políticos podemos tener con este grado de autoinmunidad? ¡Qué me viene a contar usted ahora, señor candidato, con la mandanga del alcohol y el tabaco!
El proceso de capitalización de las cajas se salda con una factura de 7.551 millones de euros que nos tocará pagar a escote a todos los españoles, tres nacionalizaciones – Unnim, Novacaixagalicia y Catalunya Caixa-, un folletín propio de Almodóvar con la CAM y una gestión para la que no se ha inventado todavía adjetivo…¿Qué va a ocurrir con los políticos implicados en la gestión? Pues lo de siempre. No me hable de alcohol y tabaco “señor candidato”. ¿Seguro que duerme bien por las noches? Lo dudo y si lo hace, ya sabe cuál es el adjetivo que le corresponde.

3 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Si señor, lo peor no es que nos traten como imbeciles sino que además lo crean, aunque mucha culpa es nuestra por dejarles.
Claro y brillante como siempre.
Un abrazo

JLMON dijo...

Amabas cosas Fernando. En el fondo, persiguen mantener su puesto de trabjo, pero se olvidan cuál es la empresa y quiénes son los accionistas.
Cuidate

B. Sanz dijo...

Pregunta: Qué ecuación se tiene que dar para que toda la clase dirigente de un país sea un atajo de incomptentes y además chorizos?
Quién controla el descontrol?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...