lunes, 4 de enero de 2010

VIENA


Después de una semana de relax total en Viena, volver a la rutina siempre resulta cuando menos un esfuerzo.
Viena no es una de mis ciudades preferidas, pero el hecho de contar con familia allí, siempre obliga a frecuentes visitas. Nunca había tenido la oportunidad de recibir al nuevo año junto al Danubio, así que esto ya era de por sí un aliciente, aunque si he de ser sincero, ni por estas fechas en las que la ciudad se convierte en uno de los centros de atención mundiales, consigue sacudirse ese aire melancólico y la tristeza innata que siempre acompaña a sus habitantes.
Viena es una extraña mezcla de grandiosidad y provincianismo. Los palacios y edificios públicos recuerdan ese pasado imperial que, sin embargo, siempre destilan un ligero sabor rancio. Pero, frente a ellos, sobrevive una ciudad que no consigue arrancar y reinventarse. Una ciudad que insiste en vivir de un pasado caracterizado por la introspección. Si se analiza la obra de Klimt, Schnitzler, Trakl, Wagner , Loos o demás pintores, arquitectos, diseñadores o escritores, siempre se adivina esa tendencia interior, marcada por la soledad, el ascetismo y un profundo individualismo que lo invade todo.
El día 31, a punto de recibir el nuevo año, me encontraba en la terraza del edificio de apartamentos del distrito 1 junto a otras treinta o cuarenta personas. Cada grupo con sus botellas y copas, cohetes y galas. Llegó el año, se brindó en cada corro, se comió la galleta pez, empezando por la cola y, silenciosamente, cada grupo retornó a su casa.
Sólo Viena podía acoger a alguien como Freud.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

La has retratado perfectamente, a mi me dejo tremendamente frío y era verano...
Quim
Ah! FELIZ AÑO!!!

Fernando López Fernández dijo...

No conozco Viena, pero por lo que he leido y me han contado debe ser como la describes. Fría y aséptica por la costumbre.

Saludos

Paloma dijo...

Adoro Viena, me parece grandiosa, también estuve unas Navidades y volví enamorada. Cada ciudad tiene su encanto, si no, como apreciarlo?? :)Feliz año, Viajero, nos vemos.

Josep Julián dijo...

Después de lo descrito borro Viena como próximo destino. Los austríacos siempre me han echado un poco para atrás, la verdad.
Buen año y mucha felicidad.

JLMON dijo...

Hola Paloma
Feliz Año!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...