domingo, 6 de junio de 2010

BILDERBERGERS Y PAQUITA LA DE LOS PEINES


El hotel Dolce de Sitges ha acogido durante estos días a la flor y nata de las casas reales europeas, magnates financieros de astronómicas cifras y empresarios galácticos junto a la comparsa de políticos y otros invitados circunstanciales. La convocatoria correspondía al conocido como Club Bilderberg, según algunos, los auténticos Dueños del Mundo y, según otros, aquellos que mueven los hilos de toda desgracia que asola al planeta. Aunque también hay algunos (casi todos los medios de comunicación) que se contentan con el eufemístico apodo de “hombres influyentes”. Lease por ejemplo la aséptica reseña de El Páis del pasado jueves, no tiene desperdicio.
El menda que suscribe no es hombre dado a las conspiraciones, más bien intenta conservar algo de su “alma de cántaro”. Pero, ello no quiere decir que no haya leído algún que otro escrito de Tucker y de Estulin, auténticas pesadillas de los “bilderbergers”. Pero, también tengo que recomendarles que no lean ni a uno ni a otro. Son libros aburridos en el pleno sentido de la palabra y, si además gozan de tendencias depresivas, sinceramente, no es su mejor opción como libro de mesilla.
Conspiraciones las ha habido desde los del plato de lentejas (¿o eran alubias de Tolosa?), luego nada nuevo hay bajo el sol en este sentido. Hay pequeños conspiradores que hurtan pastelillos recién horneados a las viejecitas de cofia inmaculada. Hay grandes conspiradores que directa o indirectamente se limpian el forro al personal que les molesta en sus planes. Hay cabronazos que se dedican a sembrar el pánico financiero y hunden monedas y países. También existen conspiradores de bolsillo que acostumbran a reunirse en torno a un chocolate con churros con el fin de dirimir quién será la próxima reina de las fiestas del pueblo. Y, por no seguir, también tenemos a tontos del bote que se creen que todo quisqui es un santo en potencia.
Personalmente, creo que estos bilderbergers (término que, no se por qué, me recuerda a nombre de salchichauto con Paquita la de los Peines repartiendo a diestro y siniestro salchichas El Acueducto regadas con Ketchup Martínez) son algo más que “personas influyentes” como defiende El País (no olviden que Cebrián es asiduo a estos encuentros), pero, como mucho, les concedo el apelativo de “la leche de influyentes”. Es decir, que alguna de las suyas habrán hecho, como cabe suponer conociendo la estrambótica genética de la family Rockefeller, miembros de honor del citado club de amiguetes. Pero, concederles el marchamo de “amos del mundo” y atribuirles todo, desde el asesinato de Kennedy al botijo que se le rompió a Inocencio el Sardinilla cuando iba camino de la vega, pues como que no, definitivamente, no.
Y es que, si fuera así, en primer lugar negaríamos algo tan sacrosanto como la diversidad humana que nos protege y maldice a un tiempo. En segundo lugar, negaríamos algo bastante evidente como es la imprevisibilidad del homo sapiens, a veces no tan sapiens. Y, finalmente, en tercer lugar, habría que reconocer que estos señores son algo, por no decir bastante más tontos que Lipe el Tocinete, ese tonto de mi pueblo que iba para registrador de la propiedad y se quedo en notario, es decir, que da la nota cuando se abre la gabardina al paso de una moza. Si el Estulin y compañía estuvieran en lo cierto, anda que no les salen las cosas mal a esta cuadrilla. Si es que no dan una los chavalotes.
Lennin que de esto sabía un huevo, insistía que en esta vida están los que joden y los jodidos. Libreme Santa Erudigis de Efeso de llevarle la contraria al amigo este. Pero, personalmente, prefiero pensar que en esta vida están los que no saben cómo ser felices (incluyanse aquí a los bilderbergers,CFR, Trilateral y Zapatero & Rajoy, como no!), los que ni saben que pueden ser felices y, finalmente, los que sabiendo que les han parido para ser felices, no hacen otra cosa que intentar serlo al máximo posible.
En fin, mañana Sitges se despertará como siempre, alegre y bulliciosa y pasado mañana, hasta Pere Jordi el de la ferretería de la plaza ni se acordará de ellos. Porque así somos los homo sapiens, más cachondos que la leche.

12 comentarios:

Alberto Blanco dijo...

A mí que esto de Bilderberg me recuerda a una de las escenas iniciales de Agárralo como puedas http://www.youtube.com/watch?v=HArBGEzimqc.

Como bien dices, yo también prefiero mantener algo de alma de cántaro.

Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola José Luis:

Pues yo, de acuerdo con lenin. Lo que pasa es que los que joden también dan momentos de tregua y de vez en cuando, a su vez, son jodidos.
un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Jose Luis:
Yo creo que mientras vayan juntos, se les tiene controlados. Por cierto, ¿éstos de qué hablan? Ya me gustaría oir una conversación de esta cuadrilla. Seguro que nos sorprenderían.
Un abrazo.

JLMON dijo...

Hola Albrto
Je-je totalmente de acuerdo.
Gracias por la visita
Cuidate

JLMON dijo...

Hola Fernando
Chico! Mi calendario debe ser el heterodoxo bieloruso, je-je en cualquier caso: Felicidades!
Cuidate

JLMON dijo...

Hola Javier
Sí sería curioso...y cierto, mientras sepamos que se reunen en la posada del peine.
Cuidate

Alberto Barbero dijo...

A mi me da que hay aspectos imposibles de manipular, pero al mismo tiempo me da miedo y asco el guión claro que parecen seguir algunos acontecimientos: las crisis financieras periódicas, el miedo inducido in crescendo, el ocio consumista... y el gran negocio del control de masas disfrazado de nuevo salvador.

Me dan miedo y asco Bildelberg y los de su familia.

JLMON dijo...

HOLA ALBERTO
Efectivamente hay ciclos repetitivos demasiado sospechosos y eso no hay quien lo discuta (y no se si hay quien lo arregle). Pero encontrar la solución atodos lo problemas en la conspiración es como claudicar, no?
Cuidate

Katy dijo...

Fijate hasta me ha diertido tu entrada como tu nuevo look que la va a este post como anillo al dedo. Eres un comunicador con muchop sentido del humor. Todo tan antiguo como conocido, por eso no sorprende a nadie la fauna que somos desde que el mundo es mundo. Y viene el lobo y se come a las ovejas. Y nada cambia...
A menos que me toque la lotería.
Un abrazo

JLMON dijo...

Hola Katy
Gracias por los cumplidos, me abrumas y me alegra que te hayas divertido, ese es uno de mis objetivos.
Besos

Josep Julián dijo...

Hola JLMON:
Pues verás, en cuanto me enteré de que SM la reina va de picnic a esas reuniones ya me quedé un poco más tranquilo. Seguro que no hablan de cosas tan diabólicas cuando resulta que hizo pellas el último día para acercarse a París con la pasta de todos a estar junto a Nadal, claro que igual era su doble y la auténtica seguia tomando notas en Sitges.
Un abrazo.

JLMON dijo...

Hola Josep
Sí, tienes razón, es una garantía "real".
Cuidate

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...