jueves, 10 de junio de 2010

¡PONTE EN CAMINO!


En estos tiempos en los que la única certidumbre es la incertidumbre, los españolitos nos sentimos confundidos, por no decir perdidos. Incluso, el Prisionero de la Moncloa espera un milagro como remedio a todos los males olvidando que el azar sólo favorece a los espíritus preparados.
Nosotros que fuimos la pera limonera en la vega europea del fin de siglo. Nosotros que dimos lecciones de cómo pasar de la astracanada perversa de un dictador bajito e ignorante a la dulce felicidad del paraíso democrático. Nosotros que conseguimos levantar más ladrillo chapuza que toda Europa junta. Nosotros que nos creímos juez y parte, vino y rosas, modernidad y futuro. Nosotros, en fin, que comenzábamos a mirar por encima del hombro al guiri desaliñado de chancleta desgastada, recién desembarcado de Ryan Air y lanzado a las arenas insulares y los ardientes bancos del Paseo de Gracia, mientras una gitana les encajaba un ramo de revenida hierbabuena a la sombra del Cristo del Gran Poder al tiempo que inmortalizaban la postmodernidad del titánico Guggenheim.
Pues, ¿saben lo que les digo?
Que prefiero la maldita incertidumbre a la certeza del lelo que mira pasar al tren mientras chupetea un bocadillo de pan con pan.
La incertidumbre me recuerda que continuo vivo, que debo continuar el camino, que ha llegado la hora de que pueda cambiar, que debo aprender nuevas lecciones, que no debo mirar atrás, ni con ira, ni con la melancolía del cobarde que ya sólo vive de sus recuerdos.
No quiero la certeza, ni la científica y, menos aún, la espiritual. Si la conclusión final fuera la certeza de la certeza, sería mi muerte moral, mi agonía vital. Si la certeza fuera la certeza, no habría razón alguna para buscar, descubrir, errar, aprender y emprender, compartir, sonreír, gritar y llorar.
No es una cuestión económica, no es el fin del bienestar y los viajecillos del Inserso, no es un reto político. Es una decisión emocional, un contrato social, una voluntad moral y, sobre todo, una reacción profundamente humana.
¿Te asusta no saber que puede ocurrir?
Más te debiera preocupar que haya gente al frente del país que piensa que sí sabe lo que está sucediendo.
¿Te asusta no acertar a adivinar qué te deparará el mañana?
Más te debiera atemorizar despertar sin futuro.
¿Te asusta lo que está sucediendo a tu alrededor?
Más te debiera preocupar no poder caminar hacia delante.
¿Sabes?
No hay que volver a los lugares en los que fuiste feliz. Sólo conseguirás destruir su recuerdo.
Pero, al final, todo esto no son sino palabras que el viento del Norte arrastra, así que…
¡Ponte en camino!

6 comentarios:

Katy dijo...

Esta es una de la frases biblicas mas repetidas en ella. Levátate y ponte en camino. Y hete que lo que hemos hecho es instalar nuestra tienda cada uno y mirar al cielo a ver si las soluciones nos caen por algúbn sitio, Europa, Usa, Moncloa etc. Y como dices la incertidumbre es la que empieza a mover las montañas y buscar caminos nuevos.
No existe la certeza, miento hay una sola y única, y es que un día se nos caduvca el código de barras. Ese día se habra acabado el camino.
Un abrazo

Josep Julián dijo...

Hola JLMON:
Pues a ver cuántos se apuntan al deporte que nos propones.
Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola José Luis:

Es que la maldita incertidumbre es nuestro estado natural. La búsqueda de certezas en realidad no es más que el deseo de que nada nos atormente, pero claro, eso no es la vida. Así que de acuerdo contigo, la clave está en caminar.
Buen cierre con el amigo Lao tse.
Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Jose Luis:
¿Te gusta Sabina? ¿Y Ana Belén?
Pues la canción "peces de ciudad" (una maravilla) la cantan los dos. Dice:
"...
En Comala comprendí
que al lugar donde has sido feliz
no debieras tratar de volver".
Siempre me he acordado de este verso, hasta que me lo has rememorado.
Escúchale. Seguro que te gusta.
Muchas gracias.
Un abrazo.

jesus dijo...

Esta semana vino a Valencia un militar español que ha participado en varias misiones internacionales y escalado alguna cima.Su comentario fue que en las situaciones de incertidumbre las cosas no se hacen por cumplir objetivos ni metas sino por la persona que tienes al lado. ¿Qué os parece?

MaS dijo...

Hola JLMON,
mi incertidumbre me pregunta ¿hacia dónde?. Es que me temo que si nos echamos a andar sin rumbo...acabaremos corriendo.
Buen viaje,M.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...