viernes, 29 de octubre de 2010

NADIE TRABAJA POR NADA


Imagínense a la Madre Teresa de Calcuta trabajando por nada en los olvidados arrabales o a Marcelino Camacho deshojando la margarita en una celda de Carabanchel por nada. Piensen en los mineros asturianos o leoneses bajando al tajo por nada o al bueno de Picasso matándose la cabeza con el retrato de Marie – Thérèse por amor al arte.
Nadie trabaja por nada, al menos en su sano juicio. Pero, no debiéramos olvidar que la gente no trabaja sólo necesariamente por dinero. Y si alguien lo piensa, sinceramente, acabará muriendo sin saber exactamente qué hacía en este mundo. De hecho, es algo más que dramático encontrar personas que, apenas con media vida laboral a sus espaldas, sólo expresen sus deseos de llegar a la jubilación para acabar de ingenieros – asesores en las obras de alcantarillado de su barrio. No puedo saberlo con certeza porque no he llegado a experimentarlo, pero tiene que ser una sensación más que terrible. Desamparo, desconcierto, vacío o quizás simplemente resignación.
Nadie trabaja por nada, pero no necesariamente se trabaja sólo por dinero. Hay quienes lo hacen porque necesitan saberse necesitados. Los hay que agradecen una pequeña palmadita en la espalda por el trabajo bien hecho. Hay quienes lo hacen por el afán de descubrir. También los hay que desean saber si las cosas pueden cambiar. Algunos trabajan por sentirse acompañados, amparados en el equipo. Hay quienes ofrecen sus ideas, otros sus manos, quizás su cuerpo y hasta sus más intimas convicciones. Hay quien trabaja para sentirse simplemente bien y los hay que han conseguido identificar momentos de plena felicidad que superan los oscuros temores que también existen.
Cuatro millones y medio de personas no pueden experimentar ninguna de estas variantes en este país. Muchos de ellos quisieran trabajar, en este momento por pura necesidad y quizás mañana por simple felicidad. Algo menos de la mitad no volverá a trabajar y continuará sin querer despertar cada mañana a la oscura realidad del sol que ilumina su ventana. Algunos millones retornarán al trabajo poco a poco y dejarán pasar los días en rutinas apenas deseadas, pero necesarias. Los habrá que acaben por encontrar su primer trabajo, sus primeros sueños de futuro. En este país, hoy, muchos trabajarían por dinero, pero hay muchos más que lo harían por sentirse vivos.
Como le comentaba ayer a mi buena amiga Astrid Moix, las organizaciones, empresas si prefieren, nunca podrán ser instituciones benéficas, es más, ni siquiera debieran intentarlo. Pero sí debieran ser conscientes de un imperativo, ni siquiera moral, simplemente humano: llegar a ser beneficiosas para las personas que trabajan en ellas. Y todo ello sin llegar a citar la palabra dinero.

11 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Hola José Luis:

Certero y bello post por el enfoque que haces aunque muestre la realidad de lo duro que debe ser no tener la mínima oportunidad de reincorporarse al mundo laboral. Quizás la clave es "sentirse vivos" Estoy de acuerdo en lo que comentas de que las empresas deben ser beneficiosas para los trabajadores, y viceversa, y con esto me estoy refiriendo al trabajador que le da lo mismo el devenir de la empresa siempre y cuando le paguen todos los meses. Gente que solo trabaja por dinero.

Un abrazo

Katy dijo...

De acuerdo en parte José Luis, ñas empresas eat´na compuestas de trabajadores, no son entes abstracotos, ni los dueños, ni los directores ni los jefes, no los empleados. Todos deberían humanizar ese mundo en dónde pasan la mayor parte del día para hacerlo más humano. Conozco en mi larga vida a mucha gente que dice que lo hace solo por dinero y que cuando termina la jornada no quiere saber nada. Es más mi vida ha estado unida obras de "amor" y hasta gratis la gente se pelea por ocupar un cargo y mandar.
No quiero con esto quitarte la razón. La llevas pero hay de todo.
Y estoy de acuerdo con Fernando. Hay gente que la palmadita le da igual. Solo quiere pasta. Más y más.
Un abrazo y buen puente si es que lo tomas.

Alberto Blanco dijo...

Trabajar por dinero, por sentirse vivos, por sentirse bien y por vivir momentos de felicidad. Me ha gustado mucho esta reflexión tuya porque esconde muchas de las claves que nos han llevado a la situación económica actual.

Cuantas más personas se queden sólo en el dinero más expuestos estaremos a la desaparición de nuestra empresa, o a perder nuestro puesto de trabajo.

Para una buena parte de los 4,5 millones de parados y de los nosecuántos miles de empresarios quebrados ya es tarde. Pero para los demás, ¿se atisba alguna intención de cambiar?

Un abrazo

JLMON dijo...

Hola Fernando
Sí, es cierto que existen personas de "por la pasta" aunque parezca increible...pero es una vida dramática, no?
Cuidate

JLMON dijo...

Hola Kathy
Coincides con Fernando y te comento lo mismo...gracias por la visita y el puente feliz.
Cuidate

JLMON dijo...

Hola Alberto
Tarde no creo que sea para todos, aquí estamos algunos defendiendo el fuerte....Para los "futuros", todo dependerá de la educación emocional que reciban y el espejo social en el que se miren.
Cuidate

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Jose Luis:
Me alegra que hayas incorporado algo de humanidad a este mercado de trabajo tan salvaje.
Un abrazo.

Astrid dijo...

José Luis,
Me uno también al comentario de Fernando en cuanto a la reciprocidad del beneficio trabajador/empresa. De todas formas, el impacto del beneficio empresarial -cuando lo hay- debe ir más allá del que represente para sus propios empleados. Sin aspirar a cambiar el mundo,hay que intentar marcar una diferencia social, no? Aquello de los stakeholders ...
Un post muy inspirado, de verdad. Y gracias por la mención ;-)

cristal00k dijo...

Trabajar, o no... por dinero, es una cuestión de "filosofía de vida" y depende, como todo, de las cartas que te hayan tocado y de como las juegues. Incluso, de la inteligencia con la que la naturaleza haya querido dotarte y hasta de las oportunidades (buscadas o no...) que se hayan tenido.
Pero lo que está claro en tu post es que no hablas de trabajos de "subsistencia", en donde la pasta es lo único que puede mover ya no a algunos... si no a todos. Cuando no queda otra alternativa, de algo hay que vivir...

Y sin "teoría de la conspiración" alguna, supongo que tampoco de esas grandes corporaciones insaciables de poder económico, social y por supuesto político, que bajo supuestos fines casi "angelicales" nos machacan a todos y que en realidad son las que realmente gobiernan, incluso a nivel global, rollo... Monsanto... por citar alguna.
Y no hablaré de la Banca, porque me cabreo hasta el "tic"...

El mercado laboral, tal como está concebido hasta la fecha... es una "bolsa" frágil y sensible a cualquier movimiento de cambio político y social, como el que estamos viviendo y siempre se rompe por el extremo más débil, que curiosamente (otro fallo del sistema) es el que afecta a más población.

Nos va a costar lo nuestro, abandonar este neo capitalismo salvaje que nos va llevando periódicamente a crisis cada vez más prolongadas y profundas.
Y lo peor de todo, es que una vez comprobadas, fracasadas y abandonadas las utopías socialistas y comunistas, no se vislumbra un "recambio" razonable a tanta insensatez y megalomanía económica.
Quizás Occidente, como tantas sociedades antes, se esté muriendo de éxito. Desde luego, creciendo no esta...

Vamos a tener que echarle mucha, sabiduría, imaginación, creatividad y dosis extras ( a go-gó) de tiempo y paciencia, si queremos invertir esta cuenta atrás en la que estamos inmersos. Y no sé si estaremos a tiempo. Ojalá ese cambio de paradigma tan cacareado desde principios de la New Age, acabe por imbuirnos a todos de ese espíritu que se desprende de tus letras.
Pero muy optimista no soy.

JLMON dijo...

Gracias por tu comentario, extenso y preciso Cristal
No puedo por menos que confirmar tus apreciaciones. Tan sólo disiento en lo de la agonia de Europa, yo creo que Europa ya murió tal como se la conocía a mediados del pasado siglo, renació y ahora está buscando su papel que creo será muy importante.
Cuidate

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...