jueves, 3 de febrero de 2011

¡GLORIA Y LOOR A LA BANCA ESPAÑOLA!


El señor Emilio Botín debe encontrarse sumido en una profunda depresión a la vista de los resultados del Banco Santander en 2010 que se acaban de hacer públicos. Lo cierto es que es no es para menos. La entidad ha visto reducidos sus beneficios un 8´5 % y tan sólo ha conseguido obtener unos beneficios de 8.181 millones de euros.
En cualquier caso, todo tiene su explicación…
Estos resultados se deben, entre otros factores, a la entrada en vigor de la nueva normativa sobre provisiones del Banco de España que han supuesto un total de 472 millones de euros en impacto directo. De no ser por esta aciaga circunstancia, el beneficio hubiera descendido un 3%, índice desgraciado para tan magna entidad, pero asumible al fin y al cabo.
La morosidad de los españolitos es la causa de estos parcos resultados. ¡Sólo 8.181 millones de euros de beneficio! ¡Dónde vamos a parar! Por si esto fuera poco, debemos cargar con la vergüenza de que el 43% de estos beneficios se hayan generado en Latinoamérica y un 38% en mercados externos maduros como Reino Unido, Alemania y Estados Unidos. Sólo el 19% del beneficio tiene su origen en la piel de toro. Se nos debiera caer la cara de vergüenza. No sólo nos hemos aprovechado de la bondad intrínseca de la entidad a la hora de pedir créditos sin probabilidad de devolver sus importes, sino que también, ahora que las cosas no están tan alegres, no llevamos negocio a este ejemplo de patriotismo que pasea la enseña nacional por todo el orbe mundial, incluidos los calzoncillos de Fernando Alonso, rojos , por supuesto. Si no fuera por prohombres como Don Emilio y entidades responsables como este Banco no se dónde iríamos a parar. Quizás a estas alturas nos encontraríamos jugando al julepe con los yemeníes.
España ha sido y es un país de envidias y envidiosos empedernidos. Sólo así se comprende la burda campaña de desprestigio hacia las entidades financieras nacionales, ejemplo de responsabilidad y templanza. ¿Cómo es posible que identifiquemos en estas entidades a los malévolos urdidores de la crisis que nos afecta? No, no y no, cien mil veces ¡NO! El hombre, además de gran consumidor de chocolate en todas sus variedades, es libre por naturaleza. El hombre fue quien decidió hacerse con un pisito acomodado aunque sus posibles no alcanzaran para ello. El hombre fue quien decidió hacerse universal, viajando de acá para allá, tirando de tarjeta y plazos. El hombre, agotado de tanto viaje, fue quien decidió hacerse con una segunda residencia para dejar transcurrir ociosos los meses estivales. El hombre fue quien decidió adquirir dos o tres pantallazos de tecnología led- full hd, dos vehículos, uno para mi y otro para ti, uno, a ser posible, premium. El hombre, en fin, ejerció su libertad sin freno mientras las entidades financieras sufrían viendo el dispendio sin fin que debían sufragar. No lo duden, estos prohombres que dirigen con mano firme el timón de las entidades financieras patrias, se han ganado el cielo, ¡qué digo!, el Cielo, el Walhalla, el Paraíso de vírgenes sin par y la madre que los pario. Todo es poco para estos protomártires.
No digo más nada. Mi admiración me obliga a iniciar una campaña en Facebook, Twitter, Tuenti y Cuarenti con el fin de recaudar fondos para erigir un obelisco conmemorativo como agradecimiento a los Banqueros de España. Es más, debiéramos sustituir el aburrido toro de nuestros cerros y colinas por el egregio perfil de hombres como Botín, González y otros tantos que por paupérrimos sueldos anuales sacrifican su vida en pos del bien común.
¡Gloria y loor a la Banca Española!

4 comentarios:

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Dame el número de cuenta para que haga un generoso ingreso.
Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Pues yo no se si darle a javier mi numero de cuenta para eso del generoso ingreso.

Muy buen reflexión.
Un abrazo

Katy dijo...

Jaja vaya dos Fernando y Javier. me has hecho teír con sus estupendos comentarios. Ya lo dijo la Merkel, que el secreto de la economía alemana estaba en que nadie gastaba por encima de sus posibilidades. Igualito que aquí. mQue hemos vivido del dame dame y Dios dirá:)
Un abrazo y buen finde.

Josep Julián dijo...

Pobre Botín y encima es el único que le rie las gracias a ZP, además de tú en público.
Un abrazo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...