jueves, 6 de octubre de 2011

EDUCAR PARA AYER


La Sanidad y la Educación son dos pilares fundamentales del llamado Welfare State o lo que es lo mismo, Estado del bienestar. Sin embargo, la Sanidad es presente mientras que la Educación es futuro. Esto explica que, pese a la carga presupuestaria que ello supone, los esfuerzos de los gobiernos se centren fundamentalmente en políticas sanitarias y de pensiones procediendo a ajustes tan sólo en momentos extremos. Por el contrario, la Educación, aunque es parte de la ecuación, no recibe el mismo grado de atención por toda una serie de razones a cada cual más compleja de explicar y aceptar. Pero, por encima de todas ellas, prima la naturaleza futurible de la inversión y, como es bien conocido por todos, la tolerancia de los políticos a todo lo que tenga que ver con el futuro es simplemente cero. Los ciudadanos con derecho a voto que, al fin y al cabo es lo que cuenta, son extremadamente sensibles a la satisfacción de sus necesidades inmediatas, es decir asistencia sanitaria y seguros sociales. La Educación, perdonen que sea tan cruel, es una cuestión no menor, pero sí secundaria frente a sus necesidades personales.
La agitación que se está viviendo en las últimas semanas en torno a la Educación y los recortes que un buen número de Comunidades Autónomas están procediendo a realizar, es una cuestión estrictamente laboral en lo que a los docentes se refiere y social en lo que a las familias toca. Las reclamaciones que los funcionarios públicos están realizando son totalmente respetables. Sin embargo, hablar de ataque contra la calidad de la enseñanza es mezclar coles con alpargatas cayendo en una demagogia más cercana a quienes culpan de sus males. La Educación es un factor de cohesión social, esto es algo que queda fuera de toda duda. Pero el problema de este país es que confunde las reivindicaciones sociales con la realidad presente y las necesidades imperativas de futuro.
La realidad de presente nos dice que el modelo educativo español, si es que existe, es más que deplorable. Más allá del debate escuela pública o privada, el sistema educativo español es “un puro tramite”. Hablamos de un modelo basado en una oferta parcial y prehistórica basada en la adquisición de conocimientos a destajo sin preocupación alguna por el desarrollo de las Inteligencias. Un sistema basado en la primacía “del conocer” en menoscabo “del pensar”. Es como si tratáramos de dilucidar si todos los restaurantes de este país debieran ser de titularidad púbica o privada. ¿Qué más daría si en todos ellos la norma es servir los filetes carbonizados?
Una vez más, estamos desviando la atención hacia asuntos no menos importantes, pero sí estrictamente colaterales o que, al menos, debieran ser abordados en otro momento. Este país lleva esperando tres siglos a que nos decidamos a realizar una apuesta decidida por el futuro, es decir por quienes habrán de llegar y no porque quienes ya están aquí. Personalmente, me trae sin cuidado si las horas lectivas van a ser veintiocho o treinta y dos cuando en ambos casos se van a emplear para “más de lo mismo”. En estos términos, la agitación de los docentes es igual de asimilable a la de los trabajadores del sector del metal o del textil. Están en su pleno derecho y merecen todos mis respetos. Pero, una vez más, esa no es la cuestión por la que hay que luchar, al menos ahora. Se nos llena la boca con expresiones como la “sociedad del conocimiento”, organizamos grandes fastos en torno a la grandeza de la innovación, nos rasgamos las entretelas por nuestra baja productividad, clamamos por una mayor competitividad y, sin embargo, no somos capaces de asegurar a nuestros hijos un derecho fundamental: desarrollar su inteligencia y sus capacidades.

9 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Hola José Luis:

Me ha gustado mucho, llegas donde otros no llegan y pones el dedo en la llaga. hemos sido, somos y seremos cortoplacistas, además de cómodos. No estamos creando futuro, sólo nos estamos enterrando cada día un poco más. Y eso es muy triste.
un abrazo

JLMON dijo...

Gracias por la visita Fernando
Es una vieja pelea que mantengo desde hace mucho tiempo...desviamos la atención del verdadero problema.
Cuidate

Anónimo dijo...

QUe te puedo decir, me parece una de las reflexionas más inteligentes que he escuchado hasta el momento. Hay que salvaguardar las justas reclamaciones de los profesionales en la materia, sin dejar de lado el más imperiosamente fundamental.
Como me parece estar en el sitio indicado, fracaso escolar, nivel de capacitación...De nuestros hijos.
Un saludo.
@epalopolis.

JLMON dijo...

@epalopolis
Gracias por tu visita y comentario.
Quiero pensar que, efectivamente, la coyuntura que vivimos calienta los ánimos, pero, en cualquier caso, continua la espera...
Un saludo

Jorge Pastor dijo...

Hola Pepelui, para que sirve la educación? Para que gastar tanto dinero? Fijate en mi no acabé la primaria y tengo un Mercedes (no explica como lo ha obtenido...). Eso lo hemos oido muchas veces, muchas pero que muchas veces. Este es el gran problema de nuestro país, la educación para un porcentaje elevado de nuestra sociedad es un lujo prescindible, algo de los meacolonias, de gente que habla rarito y utiliza palabros incomprensibles. En Alemania, y pido perdón de antemano por echar mano de las odiosas comparaciones, no se puede tener una panadería, o una ebanistería, o una fontanería y así con todos los oficios, si no eres maestro panadero, ebanista, fontanero, etc...La educación es una condición sine qua non para ser empresario, no sirve cualquiera, no sirve la chapuza, ni la improvisación. La educación, la formación es un requisito esencial para ser empresario, para progresar. Aquí cualquiera vale y así nos va. Aqui la educación es un lujo prescindible y hortera. Que tristeza.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Pues qué te voy a decir. Que si te leen muchos de los profesores que conozco, a los que les importa un bledo la educación, igual se enfadan contigo.
En definitiva, que has apartado el velo que ciega a muchos, una vez más.
Un abrazo.

JLMON dijo...

Hola Javi
Pues que se enfaden, me encantaría...
Cuidate

JLMON dijo...

Hola Pastor
Menso mal que "nos educamos juntos".
Ya ves, aquí para ser millonario, lo mejor en no perder el tiempo en esas cosas... Mira en Canarias el indice de abandono escolar...
Cuidate

Katy dijo...

Ay que acabo de llegar despues de intentar desconectar pero la verdad es que esta la cosa que arde por todos los sitios. No aprendemos. El saco esta lleno a punto de reventar. Cuandfo el hoy se acabe pisaremos terreno resbaladizo.
Un abrazo y buen finde

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...