martes, 23 de febrero de 2010

EL MUNDO ANCHO Y LEJANO


Hace ya muchos años leí El Mundo es Ancho y Lejano del peruano Ciro Alegría. Hoy recordaba ese título, uno de esos que nunca se olvidan, y me sonreía para mis adentros al pensar que, en realidad y desgraciadamente, el Mundo es Estrecho y Cercano. ¿Qué pensarían Burton, Cameron, Davis y el buen número de exploradores y aventureros del XIX ante semejante panorama?
Este mundo estrecho y cercano es fruto de ese extraño fenómeno que llamamos “globalización”. Un invento que nos ha traído grandes oportunidades, pero también un montón de quebraderos de cabeza en forma de competencia exacerbada, sobreoferta incontrolada y desmanes de especuladores financieros. Un mundo difícil de controlar y medir, imposible de predecir y , cada vez más alejado de la mecánica encorsetada del capitalismo de mercado.
En un mundo como este, cabalgan no tres, sino dos jinetes de la Apocalipsis: la incertidumbre y la certidumbre. El ying y el yang, el rojo y el negro de Stendhal, la telúrica paradoja.
La incertidumbre embarga a las gentes de bien. Unas empeñadas en hacer sobrevivir a un sistema palmado hasta sus últimas consecuencias. Otras pugnando por asentar las bases de ese nuevo Renacimiento, visionando una economía antropocéntrica.
La certidumbre, por el contrario, embarga a las gentes, ¿cómo diría yo?, “menos buenas” ya que no se les puede calificar de “mal vivir” a la vista de los hechos. Gentes que confían en la inexactitud del sistema y conocen la fuerza de las emociones en el pueblo llano. Gentes que saben del verdadero papel de los gobiernos y otras instituciones reguladoras. Gentes, en fin, que pueden hundir la credibilidad de un país de un día para otro o comprar y vender compañías como si de caramelos se tratara.
Es el caos que acompaña a toda transición. Nos ha tocado vivirlo. Algunos lo harán de forma apasionada, otros de manera acojonada. Habrá quienes decidan emigrar a la Polinesia, pese a su oscuro futuro submarino. Pero, al final, de una forma o de otra, el Mundo volverá a ser Ancho y Lejano.
Postdata: acabo de visionar el increible video que mi amigo Germán Gijón presenta en su blog y, ciertamente, en el fondo, el Mundo es Cañejo y Escuchimizado.

5 comentarios:

Alberto Barbero dijo...

Prefiero fijarme en l@s que nos animan a salir de estos mundos estrechos y escuchimizados que hemos creado: http://bit.ly/9tpqcE

Quizás así se nos pegue algo...

JLMON dijo...

Hola Alberto
Gracias por la visita. He visto el video. Estoy de acuerdo contigo aunque tiene algunos momentos "doctrinarios".
Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola JLMON:
No soy una persona pesimista, pero tengo la impresión de que esto va a seguir y seguir y seguir. Ni Obama les va a poder poner freno a los depredadores.
Hace un año en una conferencia Tamames dijo (más o menos): "en 5 años volveremos a consumir y a comportarnos como antes de la crisis".
Yo me lo creo.
Un abrazo.

JLMON dijo...

Hola Javier
Tengo a Tamames por una persona seria y reflexiva y coincido con él, nos quedan unos cuantos telediarios con esta caterva...
Cuidate

Josep Julián dijo...

A mi modo de ver la palabra clave es "Renacimiento". Lo que pasa es que a nosotros se nos ha asignado el papel de profetas del mesías.
Es decir, que igual no lo vemos aunque en términos antropológicos esté al doblar la esquina.
Porco governo!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...