domingo, 7 de febrero de 2010

SMILE


Este fin de semana, me he dedicado a ejercer de peatón, deporte saludable donde los haya. Y, entre otras muchas cosas, he tenido oportunidad de contemplar tres o cuatro broncas entre conductores por auténticas tonterías. No, no se piensen ustedes, no eran macarras de disco, ni machotes chulescos, tampoco bacaladeros trasnochados. Eran personas normales y molientes, adultos responsables, algunos con niños en los asientos traseros. Todo ello me ha llevado a confirmar lo que ya sospechaba. La mitad del país está acogotada y la otra mitad cabreada. Y el menda que suscribe ha estado toda la semana pasada entre los últimos, a tenor de los post que ha colgado.
En estos momentos, ni el cabreo, ni el congelamiento tienen demasiado sentido, entre otras cosas, porque el primero es expresión de ausencia de inteligencia y el segundo puede provocar que te acaben confundiendo con un langostino Rodolfo, che llévame a casa. De resultas de lo cual, pido disculpas a quienes me hacen el honor de visitarme en esta mi casa virtual, realquilado de Google en realidad. Bastante tienen con tratar de leer entre líneas en los medios matutinos como para enfrascarse en mis memeces después. Zapatero a tus zapatos, perdón pescadero a tus merluzas. Puedo prometer y prometo que me dedicaré a aquello de lo que, al menos, puedo opinar; innovación, emprendimiento, talento, liderazgo y poco más.
En esta línea, agradezco a Fran de las Montañas su comentario a propósito de mi post sobre el Coaching. Efectivamente, creo que además era la casa de la coacher (creo que se dirá así, corrector ortográfico me ofrece como alternativas “cuache”, “coche” y cuate aquí hay tomate).
Quiero también recomendar la iniciativa de mi buen amigo Fernando: Thinking Souls. Un ejercicio de creatividad que espero prospere.
Y poco más. La verdad es que uno se siente mejor cuando escribe estas cosas y se olvida de los cabreos recalcitrantes.
Buena Semana.

5 comentarios:

Josep Julián dijo...

Hola JLMON:
No sé qué decirte. Cuando escucho a los tertulianos de la radio no aprendo nada, pero cuando te leo se me abren ventanas por las que suelo asomarme. Cabreado o no, sigue escribiendo. Quién sabe.
Un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

hola Jose Luis:

En primer lugar, gracias por citar la nueva iniciativa. A mi me pasa como a Josep Julian, que de lo que escucho en la radio no aprendo mucho y cuando te leo, se abren ventana.

El cabreo, conduce a poco, la congelación, a menos. Y lo pero de todo es que ambas parecen instaladas en un bucle.

Un abrazo

JLMON dijo...

HOLA JOSEP
Gracias por la visita y tu comentario. Seguiremos!!!!

JLMON dijo...

Fernando
Gracias por la visita y los animos, como le digo a Josep: SEguiremos!!!!!

echar un remiendu dijo...

Buena semana y me gusta tu imagen del barco de papel de este viajero accidental.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...