miércoles, 24 de marzo de 2010

CHORIZOS ESTRATÉGICOS


Tenía pendiente este post a sugerencia de mi buen amigo Fernando

Esto sucede en una cadena de producción de diez líneas, pero no es una cadena de producción cualquiera. Pertenece a una de las plantas de ensamblaje de una de las empresas modélicas en Europa en cuestiones de reingeniería, calidad e innovación.
La planta, al igual que sus sisters, carece de almacén como consecuencia de una de las últimas actuaciones de innovación estratégica (coordinada por quien suscribe). Los proveedores deben reponer diariamente en los puntos de montaje a las 18´00 horas en punto. Esa es una de las condiciones impuestas a cambio del negocio y la imagen que se les proporciona. Deben introducir sus camiones en las líneas y reponer los puntos como si de las estanterías de un supermercado se tratara. El ahorro de costes es evidente. Y la medida puede adoptarse gracias a la estructura y estrategia productiva general que se ha establecido que, entre otras cosas, no establece horarios fijos a los operarios. Cada equipo de montaje tiene unos objetivos diarios establecidos. Es lo mismo que los cubran en las primeras horas del día que en las últimas. Pueden iniciar su jornada a las tres de la mañana o a las doce del mediodía. La factoría permanece abierta las 24 horas del día, que hoy nos vamos a jugar un partidito a la mañana y entramos a eso de las cuatro de la tarde después de un buen cocido, pues nada, ellos mismos deciden. De igual forma, cada equipo se autogestiona. El asunto es que el “producto” se mueve un punto diario en la cadena, en concreto a las 18,00 horas exactamente, hora en que se considera cerrado el ciclo y entran los trailers de proveedores.
Hasta aquí todo correcto, al menos, hasta que se me ocurrió colocarme en una de las galerías superiores de mantenimiento de la planta y observar…
Uno de los equipos de la línea cuatro estaba procediendo a montar los grupos ópticos en la zona delantera del fuselaje del “producto” cuando uno de los operarios dejó caer accidentalmente una de las ópticas al suelo con el correspondiente descalabro de la misma. ¡Se jodió! En estos casos, cada punto de montaje cuenta con un duplicado de seguridad de todas las piezas que manejan. Por la razón que fuera, este equipo no contaba con el duplicado. Después de unos minutos de improperios y acusaciones mutuas, la cosa se calmo y se paso a la “acción estratégica”: miraron hacia la línea tres, demasiado complicado, el equipo análogo de esa línea estaba trabajando. Dirigieron su atención a la línea cinco, ubicada a su izquierda. ¡Premio! El equipo de la cinco no había entrado todavía a trabajar. Dos de los firmas del equipo se dirigieron despreocupadamente hacia el equipo de la línea tres para darles un poco de palique, qué tal el partido del domingo. Otros dos se dirigieron rápidamente al punto solitario de la línea cinco, rebuscaron silenciosamente en los estantes hasta dar con lo que buscaban: la óptica. Dejaron la pieza descalabrada en los estantes y retornaron triunfantes con el trofeo a su línea.
Y es que todo tiene su cara y cruz, hasta las innovaciones estratégicas. Habíamos eliminado el almacén y de paso habíamos propiciado la aparición de bandas choriceras. Como decía el poeta: enseña a pescar al hombre y te dejará sin peces.
Buen día

8 comentarios:

Katy dijo...

Muy ingenioso, nada ético y muy divertido.
Pero a veces hay que ser espabilado, porque si no te quedas sin merienda. ¿Quien fue? que lo averiguen. En el cole les habrían castigado sin salir hasta que no saliese el culpable al estrado.
Un abrazo

JLMON dijo...

HOLA KATY
PUES SÍ, INGENIOSO TODO, RONDANDO EL DELITO.
CUIDATE

Fernando López Fernández dijo...

Hola José Luis:

Gracias por la mención. El pio pio que yo no hesido sigue funcionando bastante bien y la picaresca ya ni te cuento. Lo curioso del caso es que quienes la promueven, por lo general, suelen ser personas que se creen que lo saben todo, suelen ser bastante vanidosos y casi siempre unos cobardes que no solo no asumen sus errores sino que también se dedicana enmarronar y empozoñar el resto.
Unos veraderos chorizos estratégicos.
Me ha encantado.
Un abrazo

JLMON dijo...

Hola Fernando
Por eso en el fondo son profundamente estratégicos aunque nos duela...
Cuidate

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Jose Luis:
Un poco de imaginación y un mucho de falta de escrúpulos. Pero de eso creo que estamos bien dotados socialmente, ¿no?
Sobre todo cuando se trata del provecho propio.
Un abrazo.

JLMON dijo...

Hola Javier
Pues sí, pero además se lo toman a pitorreo...
Cuidate

Alberto Barbero dijo...

Probablemente haya personas que lo lleven en los genes sean cuales sean las condiciones en las que se cultiven.

Ahora bien, "si les acostumbras solo a cacahuetes, acabarán convirtiéndose en monos", es decir, si las acciones operativas y las estrategias son buenas (QUÉS), pero no se incide especialmente en los valores (CÓMOS), los doctores de cada profesión aprenderán más a utilizar el bisturí para matar que para curar.

JLMON dijo...

QUE BUENA REFLEXIÓN ALBERTO, GRACIAS
CUIDATE

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...