viernes, 29 de mayo de 2009

EL CORRALITO ESPAÑOL


Sal gorda, histrionismo, chiste fácil, acusaciones de navajero litronero, slogans de detergente barato y muchas cosas más son las que definen al corralito político español. Decía el desaparecido y celebrado Oscar Wilde que cuando no hay nada que defender, los cobardes meten ruido.
Hace algunos años, vivíamos este espectáculo tragicómico esporádicamente, al ritmo marcado por las citas electorales. Hoy en día, estas llamadas a las urnas sólo representan ligeros picos en una curva de mediocridad en constante crecimiento. Pero lo realmente preocupante es comprobar que una cita marginal como es la europea, por mucho que nos pese, muestra lo más ruin de cada uno de los grandes partidos, es decir la vacuidad de proyecto, profesionalidad, vocación y liderazgo.
Personalmente, me importa un carajo si el avión es un Falcón o un Pegaso Mortadelo reconvertido, mientras quien hace esa disquisición está prometiendo con mis dineros no sé qué y no sé cuántos. Me importa otro carajo si ocho de cada diez europeos en paro son españoles, mientras la Espe se tira unas compritas aprovechando la visitilla a Fomento.
Personalmente no me importa un carajo tener que tragarme la basura televisiva o radiofónica que supuestamente debiera ser “propaganda electoral”. Tampoco me importa un carajo tener que cumplir con mi derecho al voto rodeado de tanta mediocridad.
Pero esto es lo que ocurre cuando los partidos se encuentran en manos de asesores que dejan el espectáculo mediático a esos señores que, no sé porque extraña razón, llaman líderes. Será que es cierto que en el país de los tontos el imbécil es un grado.
En fin, creo que ese programilla neo americano “tengo una pregunta para usted” necesita una urgente reconversión a la categoría de los realitys rosáceos.Mientras tanto, no nos queda otra opción que tratar de cumplir dignamente con ese derecho a elegir a nuestros representantes a Europa, una especie de cementerio de elefantes donde acaban aquellos a los que se les debe algo, pero no demasiado en el corralito.

3 comentarios:

angelicamorales dijo...

Cierto, tenemos muchos gallos de pelea mezquina dentro de la política....
Mejor que ver la tele, leamos libros. Eso sin duda es una de las pocas cosas que nos puede convertir en un ser libre.

Gracias por el comentario.

Saludos de viento

Anónimo dijo...

lo que no acabo de entender es como te quedan todavía ganas de cumplir con el deber ciudadano.
Glory

along2481 dijo...

nice post amd thanks for sharing...!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...